Concepto de colmo

La palabra colmo presenta dos acepciones:

Del latín “cumulus” en el sentido de la acción y el efecto de acumular o colmar, de abarrotar, abrumar o llegar al límite, algo material o inmaterial, sobresaliendo de su normal contención, por ejemplo: “Si colmas de agua el vaso, el líquido se derramará”, “La receta indica que le ponga a la preparación una taza colmada de azúcar”, “Este niño con sus travesuras me colmó la paciencia” o “Yo colmo los límites y hago que la gente se enoje conmigo”.

Del latín “culmus” en el sentido de una pajilla de grano, y por extensión al grado máximo de algo. Se dice que algo es el colmo, cuando ya llegó al extremo de lo tolerable, por ejemplo: “Es el colmo la manera en la que me tratas, no soy un esclavo tuyo ni tu sirviente”, “Es el colmo de la impertinencia, que hayas tratado de golpearme” o “El colmo de tu desvergüenza es que hayas ido a ofender a quien tanto te ha ayudado”.

Cuando las malas actitudes ajenas, colman a quienes resultan damnificados por ellas, suelen ocurrir desavenencias, que pueden ser superadas dialogando, o recurriendo a la justicia, si los hechos son faltas o delitos, lo que es sano y deseable, o tratar de resolverse a través de medios violentos, lo que es altamente desaconsejable, pues se genera mayor agresividad.

La expresión “para colmo” se usa, cuando un hecho agrava más aún una situación difícil o mala: “Éramos muy pobres, y para colmo falleció mi padre que era el único sostén del hogar”, “Tuvimos una mala cosecha, y para colmo, el tiempo se resiste a mejorar, así que tampoco podremos sembrar en esta temporada”, “Mi hija está muy enferma, y para colmo, no consigo sus medicinas” o “Estoy pasando por una profunda depresión tras la muerte de mi esposa, y para colmo, perdí mi empleo”.

Los colmos, son también, bromas que suelen hacerse, tratando de contrastar ciertas situaciones, nombres o profesiones, con sus contrarios cuando se reúnen en una misma persona o grupo, dándose hechos paradójicos, por ejemplo, cuando se dice que el colmo de un astronauta es enfermarse de gravedad, o el colmo de un haragán es levantarse temprano para tener mayor espacio de tiempo para no hacer nada.