Concepto de conglomerado

La palabra conglomerado es el participio del verbo conglomerar, que nos remite etimológicamente al latín “conglomerare”, verbo integrado por el prefijo de globalidad “con” y por “glomerare”, que es disponer en forma de globo o pelota.

Un conglomerado es una amalgama de objetos, sujetos o ideas, mezclados o fusionados.
En la construcción, y especialmente en carpintería, un conglomerado se conforma con elementos tales como madera, arcilla, arena, etcétera en forma de polvo o finos fragmentos, que se prensan y luego bajo la acción de un aglutinante, que puede ser cal o cemento, se endurece y conforma un nuevo material, que es económico, pero no demasiado resistente.

En Geología, un conglomerado es una roca sedimentaria, compuesta e integrada mecánicamente por trozos de rocas o minerales pre existentes.

También existen conglomerados de estrellas, cuando ellas se amontonan, al ser atraídas por la fuerza de gravedad. Pueden ser globulares, formados por estrellas antiguas que forman una masa densa de millones de estrellas; o galácticos, también conocidos como abiertos, integrados por estrellas más nuevas, y que se disgregan más fácilmente que los globulares.

Las ideas, cuando son diversas y están contenidas en un mismo pensamiento, texto, relato o discurso, se dice que se hallan en un conglomerado: “En mi cabeza hay un conglomerado de ideas sobre mi futuro que no logro esclarecer para hallar un camino que me haga dichoso” o “Este texto contiene un conglomerado de ideas disímiles que lo hace muy difícil de entender”.

En Sociología, un conglomerado se conforma por personas que están físicamente próximas, pero no tienen entre sí interacción, como quienes están esperando turno para pagar en una línea de cajas o los que asisten a un espectáculo o a una conferencia, sin ser conocidos entre sí. Ejemplos: “El conglomerado de apasionados por el fútbol que asistió al espectáculo aclamó el triunfo de su equipo”.

En Economía, los conglomerados empresariales se forman al asociarse las empresas, siendo en general, multinacionales, respondiendo a un directorio o dueño en común, componiéndose en general de una empresa que es la matriz o casa central, y otras que son sus filiales, donde se desarrollan actividades diversas y no comunes, como ocurre en los grupos empresariales.