Concepto de fijo

Originada en el latín “fixus”, fijo resulta ser el participio del verbo “figere” en el sentido de “clavar”.

Algo que está fijo está inmóvil, clavado en el lugar, lo que puede calificar a algo que tiene esta característica en sentido literal o figurado: “He clavado un poste y ahora está fijo” o “Tiene en la cabeza una idea fija en materia religiosa, es ateo y no variará su opinión por más argumentos en contrario que se le muestren”, respectivamente.

Algo puede estar fijo porque la naturaleza así lo determinó, como sucede por ejemplo con un terreno, o ser producto de una obra humana que hizo que lo que era móvil ahora se haya convertido en fijo.

En el mundo financiero, se denomina plazo fijo, a una operación que consiste en depositar dinero en una entidad bancaria por un lapso de tiempo determinado y no menor de un mes, luego del cual recién podremos retirar el capital más los intereses que obtendremos.

Se denomina activo fijo de una empresa a aquella parte de sus bienes que no han sufrido modificaciones durante el año fiscal o a lo largo del proceso productivo, como el caso de las maquinarias, los inmuebles o las marcas.

Lo fijo es estable y lo contrario a lo móvil, a lo que supone un devenir o un cambio. En el mundo laboral, un puesto fijo de trabajo es aquel que mantiene al empleado haciendo la misma o similar tarea durante toda su vida activa. Lo contrario podrían ser por ejemplo, los puestos rotativos, donde los empleados van intercambiando sus roles y funciones. Un horario fijo, es el que se mantiene a lo largo del tiempo: “Yo tengo en mi trabajo un horario fijo, ingreso a las 8 horas y me retiro a las 14 horas de lunes a viernes”. Un contrato de trabajo a plazo fijo es aquel en el que se acuerda que el empleado prestará servicios por un período determinado, que no debe superar los cinco años, al cabo del cual la relación laboral acaba sin indemnización. A diferencia del contrato de trabajo a plazo fijo el trabajo por tiempo indefinido dura hasta la renuncia, despido, muerte o jubilación del empleado. Si el contrato a plazo fijo es de más de cinco años se considera que es indeterminado.