Concepto de fundamento

La palabra fundamento del latín “fundamentum” se formó con los siguientes términos de origen latino: “fundus” que designa la base de algo y el sufijo instrumental “mento”.

Un fundamento es lo que sostiene algo de modo material o espiritual, por ejemplo: “El fundamento de esta construcción es malo, tiene cimientos precarios y por ello puede desmoronarse”, “El fundamento de tu teoría es falso, por lo tanto son erradas todas las conclusiones que has sacado a partir de ella” o “Tus fundamentos para evitarme son pocos consistentes ya que siempre fui honesto contigo, creo que tienes miedo de enfrentar la verdad”.

Cuando alguien sostiene una idea, es bueno que tenga fundamentos, razones o argumentos que la sustenten, ya que de lo contrario se tratará de meras opiniones.

Los fundamentos son exigidos para que sean aceptadas las teorías científicas, las que se deben basar en la observación y la experimentación. En las religiones, los fundamentos son principios y creencias relacionados con lo sagrado, que se adoptan a través de la fe.

En la ciencia, los elementos básicos que la conforman son sus fundamentos, así hablamos por ejemplo, de Fundamentos de la Educación, de Fundamentos de la Geología o de Fundamentos de la Química.

Los jueces al dictar sus sentencias también deben fundamentarlas en los hechos y en el Derecho, pues de no ser así, sus decisiones serían arbitrarias.

“Fundamentos de la crítica de la Economía Política” es una obra que escribió Karl Marx el autor crítico del capitalismo, durante su estancia en Londres.

El positivista lógico de origen alemán Rudol Carnap (1891-1970) escribió en 1939 “Fundamentos de Lógica y matemática” y en 1950 “Fundamentos lógicos de la probabilidad”.

La RAE nos da otra acepción que no es de uso común, como el caso de fundamento como sinónimo de serio o formal.