Concepto de interacción

La palabra interacción procede del vocablo latino “interactionis” que se forma con los siguientes términos: el prefijo “inter” que se traduce como “entre”, el verbo “agere” que significa “mover”, y el sufijo de acción y resultado “tionis”.

Ocurre una interacción cuando hay acción recíproca entre sujetos, objetos, sustancias, fuerzas, ideas, etcétera.

Interacción biológica

Dentro de un ecosistema se produce una interacción biológica, cuando hay relaciones recíprocas entre los individuos que forman parte de esa comunidad y el medio en el que viven, lo que siempre sucede. Pueden ser de varios tipos; entre ellas: 1. De competencia, cuando ambas especies necesitan de un mismo recurso, por ejemplo, el agua o la luz, y una resulta más beneficiada que otra. 2. Parasitismo: dónde un organismo se aloja en el otro para obtener de él, beneficios. El primero se llama parásito y el segundo, huésped. 3. Comensalismo: En esta interacción un individuo no obtiene nada, ni tampoco se perjudica, pero el otro se beneficia, por ejemplo, el pájaro carpintero, que vive en el hueco de los árboles 4. Mutualismo: En este caso, ambas partes de especies diferentes, obtienen beneficios de la interacción. Si son de igual especie, se denomina cooperación.

Interacción farmacológica

Es cuando un fármaco cambia su efecto debido a la administración conjunta de otro. Si el efecto aumenta, la acción es de tipo sinérgica, y si disminuye, resulta ser antagonista. Esta interacción puede también producirse entre un fármaco y un alimento o bebidas alcohólicas.

Interacción gravitatoria

Es la que se produce por la acción del campo de gravedad, deformándose el espacio a causa de la materia que lo conforma. Fue Isaac Newton, quien por primera vez formuló la ley de gravitación universal, donde describió la proporcionalidad de las fuerzas con que dos cuerpos con masa se atraen.

Interacción social

Toda sociedad en su conjunto, tiene influencia sobre la persona individual y grupos que la componen, por ejemplo, cuando le impone prejuicios que nacen del sentido común, pero también los individuos influyen en la sociedad con sus acciones, en menor o mayor medida, y en producen cambios sociales. Dentro del cuerpo social, y entre personas y grupos, también hay interacciones, de cooperación, de conflicto o de conformidad. De acuerdo al estatus que cada uno ocupa en el cuerpo social, también se producen interacciones con influencias recíprocas. Así podemos mencionar la interacción entre los distintos miembros que conforman una familia, que se cuidan, protegen y aprenden unos de todos, de acuerdo a su rol de hijos, padres, hermanos, abuelos, etcétera, o la interacción docente-alumno, o la que se genera entre un médico y su paciente. Es deseable que estas interacciones sean pacíficas y armoniosas, para ser enriquecedoras, y que si hay discusiones y controversias, lo que es muy saludable, sean resueltas mediante diálogos sinceros; y no a través de la violencia.