Concepto de irregular

El adjetivo irregular, procede del término latino, “irregularis”, que alude a lo que no es regular, o sea, que no sigue una regla o modelo, o un patrón de conducta, saliendo de lo que es común, para ser raro o extraño, por ejemplo: “Estamos viviendo una situación irregular, ya que hubo que suspender todas las actividades en el día de hoy, por una amenaza de bomba”, “Este mes las ventas fueron irregulares, ya que en los primeros días, no hubo movimientos, y eso es inusual, ya que es el período de cobro” o “Es irregular que me haya levantado temprano, pues siempre duermo hasta el mediodía”.

Lo irregular, puede ser lo contario a normas jurídicas, siendo, en este caso, sinónimo de ilegalidad: “Detuvimos al sospechoso pues estaba intentando ingresar al Banco de un modo irregular, mezclándose con la gente y tapándose la cara con una gorra”, “Ha accedido al tendido eléctrico de modo irregular, intentando no pagar el servicio, y terminó detenido” o “Detectamos una irregularidad en el manejo de los fondos del erario, y en esa maniobra delictiva, están involucrados varios funcionarios de alto rango”. También pueden ser irregulares, ciertas conductas inmorales, que no llegan a ser ilícitas, por ejemplo: “Su forma de vida irregular, sin trabajar, ni estudiar, y dedicándose al juego y la bebida, le traerá grandes problemas”

Un terreno es irregular, cuando no es plano, sino que presenta desniveles, los que pueden ser, elevaciones o depresiones. por ejemplo: “Me he cansado mucho caminando por este terreno irregular, ya que tiene muchas bajadas y subidas”.

En Geometría, los polígonos irregulares, son los que no poseen sus lados y ángulos iguales, presentando, por lo tanto, asimetría.

En Gramática, los verbos irregulares, en castellano, son los que no presentan una conjugación regular, pudiendo afectar al presente, al pretérito o al futuro. Pueden presentar alteraciones vocálicas o de consonantes, como por ejemplo duermo (en el verbo dormir) o pongo (en el verbo poner) respectivamente; o adoptar raíces diferentes, por tener una conjugación heteróclita, por ejemplo, el verbo ir, que se conjuga en presenta indicativo: “yo voy”.

En Derecho, se conoce como depósito irregular, aquel que permite al depositario usar la cosa mueble entregada, e incluso disponer de ella, reponiendo al depositante otra cosa, pero de la misma especie, calidad y cantidad. Debe tratarse de una cosa fungible, como ocurre con el dinero depositado en un Banco.

En Meteorología, se conocen como lluvias irregulares, aquellas que ocurren en zonas semiáridas, que son esporádicas, insuficientes, pudiendo a veces ser torrenciales y destructivas; breves, pero capaces de provocar inundaciones.