Concepto de baranda

La palabra baranda, procedente en su etimología del sánscrito “varanda”, en el sentido de una barrera o tabique, también llamada barandilla, es un elemento que se usa para proteger lugares que pueden resultar peligrosos, por estar en alturas, como ocurre con los balcones, terrazas, puentes, cunas de bebés, camas altas y escaleras. Es sinónimo de antepecho y de pretil.

Hay barandas de diversos tipos, formas, altura y materiales, dependiendo de lo que se deba proteger, ya que en una cuna de bebé pueden ser de materiales más livianos, por el escaso peso de la criatura, pero la baranda de un puente, que puede estar sujeta, por ejemplo, a que por un accidente vehicular, un automóvil pueda impactar contra ella, debe ser de una estructura pesada.

Las barandas sirven para que las personas se sujeten de ellas, o los contengan, y les permitan evitar caerse. Pueden ser de madera, hierro, acero, aluminio, fibra de vidrio, piedra, etcétera. En general, en balcones, la altura debe exceder a un metro, y en las de escaleras entre 90 cm. y 1,10 m.

Las barandas siguen el perímetro de la estructura que deben proteger, en general, sin dejar huecos, al menos grandes, pues por ellos podría producirse la caída. Van fijadas a un montaje, y son ancladas en la base del elemento que se protege de manera segura. Están formadas a veces, por balustres torneados, que soportan el remate del parapeto, si se quieren dar un toque estético; pero también pueden ser enteros, siempre bien asegurados.

Las barandas, permiten ver a su través; y horizontalmente, poseen un travesaño que las recorre por arriba en su totalidad, y permite tomarse de él, que se denomina pasamanos.

Ejemplos de uso: “Debes colocar una baranda más alta en la cuna de tu niño, pues puede caerse de la que tiene, ya que la trepa con facilidad”, “Tómate del pasamanos de la baranda de la escalera para subir, así evitarás caerte”, “La baranda del balcón cedió al apoyarse mucha gente contra ella, pues no tenía la resistencia adecuada, y se produjo un terrible accidente” o “Un niño se cayó de la terraza, por un hueco que había quedado en la baranda”.

El borde de goma, de las mesas de billar, que impiden que las bolas se caigan al piso, también se llama baranda.

En Geografía hay varias localidades con el nombre Baranda. Una de ellas está situada en Argentina, en el departamento San Fernando (Chaco) y se denomina Colonia Baranda, teniendo algo más de trescientos habitantes. En el municipio español de Escalante, también hay una localidad de nombre Baranda, que no llega a tener ni cien habitantes.

Buscar otro concepto