Concepto de candado

La palabra candado nos conduce, buscando su etimología, al término latino “catenatum” que significa “encadenado”, ya que los primeros candados, elementos que sirven para cerrar algo de modo seguro, consistían en cadenas.

En la actualidad, los candados son dispositivos metálicos, que sirven de cerradura y que tienen la característica de ser portátiles, o sea, no están colocados de modo fijo en la abertura que se quiere cerrar, sino que se sujetan a la misma, mediante cadenas. Consisten en una especie de cajita, que tiene un asa en la parte superior que se pasa por las dos partes que se quieren unir, por ejemplo, un orificio en el marco de la puerta o pared y otro en la puerta, o por los agujeros de la cadena, y luego se cierra a presión. Para abrir el candado se necesita introducir una llave en el ojo de la cerradura. Algunos candados se abren con clave, denominándose candados de combinación.

El objetivo es mantener seguros los bienes materiales y los secretos, para que amigos de lo ajeno o personas inescrupulosas no puedan acceder a ellos.

Los candados tienen diferentes tamaños dependiendo del lugar que se pretenda cerrar, por ejemplo: “He comprado un pequeño candado para cerrar mi valija y así despacharla con más tranquilidad”, “Puse un candado en el cajón del escritorio de mi oficina, y guardo allí los papeles importantes”, “Como en la entrada de mi casa hay una puerta de reja, sin cerradura, la rodeo con una cadena y la cierro con un candado”, “Guardo con candado mi diario íntimo, pues es algo muy mío” o “Para la ventana compraré un candado grande, que será más seguro y resistente”.

El uso del candado es muy antiguo y tal vez haya sido un invento chino, hechos en plata o en bronce. En Egipto eran de hierro y el asa tenía la forma de una cola de pescado, siendo los romanos los que los usaron con mucha asiduidad.

El candado escandinavo fue inventado en Suecia, por Christopher Polhem, en el siglo XVIII, y se componía de un sistema de discos giratorios, que se ponían en funcionamiento colocando una llave en la ranura. Se patentó en el año 1871 y es el antecedente más directo de los candados que hoy conocemos.

Los candados de amor, son colocados por parejas de enamorados en puentes, puertas u otro lugar, que quede a la vista del público, como modo de mostrar su amor. En el candado se escriben los nombres o iniciales de la pareja, se lo cierra y se tira la llave como símbolo de unión eterna.

De modo figurado, se habla de cerrar con candado la boca, expresando que se guardará silencio, o el corazón, para decir que ya no se confiará más en otra persona o no se sentirá afecto por ella.

Buscar otro concepto