Concepto de descerrajar

La palabra descerrajar, está integrada por el prefijo privativo “des” sobre el sustantivo “cerrojo”, que viene del latín “verum” que significa espetón o hierro largo y delgado que se usa para asegurar las puertas, en defecto de llave, o para reforzar la seguridad. El sufijo “ar” indica que se trata de un verbo de primera conjugación. De usarse primitivamente para hablar de estos pasadores, un cerrojo pasó a aplicarse a cualquier sistema que permita el cierre de algo, incluyendo las llaves, por ello, descerrajar es quitar la cerradura a alguna cosa.

Son diversos los fines por los cuáles se descerraja algo. Puede hacerlo el propio dueño o usuario legítimo de la cosa, si quiere cambiarla por otra, o no logra abrir, aquello que está cerrado, por ejemplo: “Tuve que llamar a un cerrajero pues perdí la llave de la puerta de entrada de mi casa, y debió descerrajar la antigua, para poner una nueva, y permitirme la entrada” o “Descerrajé la cerradura de mi caja fuerte porque olvidé la combinación”.

Sin embargo, lo más frecuente es que esta acción sea malintencionada y efectuada por individuos afectos a lo ajeno, que quieren apoderase de pertenencias por medios ilegales, por ejemplo: “El delincuente descerrajó la puerta, con gran habilidad y entró a la vivienda con fines de robo” o “La caja de caudales del Banco local, fue descerrajada por la banda de malhechores”.

También se aplica a cuando se dispara un arma de fuego, ya que, en este caso, se le quita el cerrojo, que da la seguridad de que no se dispare involuntariamente. El cerrojo de las armas de fuego es una parte mecánica que permite el cerrado o bloqueo de la parte posterior de la recámara, que es el lugar donde se coloca el cartucho. El cerrojo se acciona de forma manual o automática, según los casos. Descerrajar es el acto de disparar el arma letal. Por ejemplo: “El policía le dio la voz de alto al peligroso asesino, pero como éste no hizo caso, le descerrajó un disparo, que lo hirió en el hombro” o “No había necesidad de que el asaltante le descerrajara un disparo a la víctima, que había accedido a la entrega de sus pertenencias, demostrando su terrible crueldad, con ese acto”.