Concepto de enchufe

La palabra enchufe, es la acción, y, además el resultado del verbo enchufar, voz onomatopéyica que procede del sonido de los caños, referido, inicialmente, a los de las calderas de las locomotoras, y luego a otras cosas que se conectan, especialmente, eléctricas (“chuf”).

Un enchufe, en Electricidad, es un dispositivo que crea una conexión para que circule la corriente eléctrica, que consiste en una ficha macho o clavijas que se encaja en un tomacorriente hembra.

La ficha móvil, que muchas veces está ubicado en el extremo del cable del artefacto al que se le quiere mandar electricidad, está formado por material aislante, del que sobresalen unas patitas metálicas que son las que se introducen en unos orificios del mismo formato que las patitas, contenidos en el tomacorriente, que está fijo, generalmente colocado en la pared, de modo superficial o empotrado, aunque también hay algunos que actúan como alargadores, si es que el cable que tiene en su punta la ficha macho es corta y no llega al tomacorriente. En este caso, hay un paso intermedio, y así se crea la conexión eléctrica.

Los enchufes tienen diferentes estandarizaciones de acuerdo al país en que usan, siendo las que rigen a nivel internacional, las normas ISO, pero cada país tiene las suyas, y, por eso, a la hora de viajar al extranjero, es importante conocerlas para que no nos tome desprevenidos, ya que tal vez nuestros electrodomésticos necesiten adaptadores.

Entre las diferentes fichas, podemos reconocer las de tipo A, con dos clavijas planas y paralelas, cada una con un agujerito. Se usan entre otros países, en Estados Unidos, Canadá, Japón, Costa Rica, Bolivia y México. Los tipos B, son similares, pero una de las clavijas es más ancha, y tiene, además una tercera, más larga y redonda, dispuesta en forma triangular. Se usan en Estados Unidos, Canadá, Ecuador, Colombia, Perú y Venezuela, entre otros. Los tipos C, constan de dos patas redondas y paralelas y son de uso común en Europa, pero no en el Reino Unido. El tipo D, tiene sus clavijas grandes y redondas, dispuestas en triangulo. Entre los países que lo usan está la India. Los de tipo E, son dos clavijas paralelas y redondas y con un agujero en la parte superior entre ellas. Lo tienen, Francia, Polonia y Bélgica. El tipo F, es igual al anterior, pero con dos conexiones a tierra, siendo muy común en Europa. El tipo G, con tres patas rectangulares dispuestas en T se usa, por ejemplo, en el Reino Unido, Singapur e Irlanda. El tipo H, usado en Israel, tiene tres patas redondas y puestas en triángulo. El tipo I se usa en Argentina, Uruguay y Australia y tiene tres patas: dos planas que forman una V invertida y una inferior, que es la toma a tierra.

Ejemplos de uso: “Ten cuidado con la ficha de la plancha, ya que cuando la enchufo en el tomacorriente, larga chispas”, “No me sirve la ficha de mi electrodoméstico en Brasil, ya que sus tomacorrientes son para otras”, “El cable de mi ventilador es corto y no llega al tomacorriente, así que le añadiré un prolongador, aunque me dijeron que tenga cuidado porque es peligroso”.

En forma coloquial es la obtención de un trabajo u otro beneficio, no por mérito personal sino por alguna recomendación o influencia. Ejemplos: “A Juan lo enchufaron en mi oficina, y empezó a trabajar sin ninguna experiencia, entró recomendado por un amigo de mi jefe” o “Trataré de que me enchufen en un empleo público, a través de una influencia política”.