Concepto de estribor

El origen remoto de la palabra estribor, que es el lado derecho de una embarcación, es posible que haya sido neerlandés, específicamente, provendría del término “stierboord” que se integra por “stier”, que alude al timón de la nave, que en las naves antiguas era un remo que se ponía del lado derecho, ya que, en su mayoría los timoneles manejaban mejor (como casi todos los mortales, salvo los zurdos) su mano derecha, y “boord” que significa “borda”. El francés antiguo tomó el vocablo como estribor, y de allí pasó al español.

Es un uso casi exclusivo del ámbito náutico, y, como ya dijimos, se refiere al lado derecho de un navío, si se lo mira de popa (atrás) a proa (adelante). Esto es, cualquiera sea el sentido de la marcha, lo que evita la confusión entre derecha e izquierda, que depende de cómo se posicione el observador. Se señaliza, con luces verdes, que se encienden a la noche, y los objetos y recintos colocados a estribor llevan numeración impar.

Lo opuesto a estribor es babor, el lado izquierdo del barco, señalizado con luces rojas y, los objetos, con números pares.

En Enología, hay un vino blanco, fresco y ácido, cuyo nombre es “Estribor”, vinculado a la pesca. Fue presentado, junto con “Babor”, vino tinto, de alta mar y de bodegas de embarcaciones, en el año 2016, con el fin de poderlos maridarlos con la anchoa.

En el Cine, podemos mencionar, que en “Titanic”, película dramática que gira su argumento sobre el naufragio del transatlántico británico, hundido en abril de 1912, en su viaje inaugural siguiendo el itinerario entre Southampton, al sur de Inglaterra, y Nueva York, se muestra la orden del oficial del crucero William Murdoch, para poder evitar el choque con el iceberg, exclamando: “Todo a estribor”, lo que no pudo impedir el desastre. La colisión rompió parte del casco en su lado de estribor. Recientes investigaciones, creen que el fatídico accidente ocurrió por confundir el timonel la orden. En esos tiempos, coexistían, la navegación a vela, por la cual, recibida la orden de girar en una dirección, había que girar la pala en sentido contrario, y, la nueva navegación a motor, que requería girar en el sentido de la orden. Aparentemente, el timonel giró de modo equivocado.

Buscar otro concepto