Concepto de nevera

La palabra nevera es un sustantivo que se originó en el latín “nivaria”, a su vez derivado de “nivis” que se traduce como “nieve”.

Una nevera es un electrodoméstico que tiene por finalidad enfriar o congelar los alimentos. Es sinónimo de frigorífico, heladera y refrigerador. Su uso es casi imprescindible en los hogares modernos, pus permite que los alimentos se conserven frescos durante un tiempo relativamente más extenso que si no lo sometiéramos al enfriamiento. Por lo general, la nevera está colocada en la cocina, y no requiere de instalación, pues solo se conecta la toma a un enchufe. También en laboratorios de análisis clínicos, droguerías y farmacias se constituyen en un aparato imprescindible para conservar muestras o medicamentos, y son de especial importancia en supermercados, queserías y carnicerías, entre otros rubros de venta de comestibles, frescos o congelados.

la nevera es un armario cerrado herméticamente, que cuenta en la mayoría de los casos con una parte destinada al enfriado de alimentos, por compresión, donde la temperatura ronda entre los 2º y los 6º C, y un congelador, ubicado arriba o abajo, donde la temperatura es de -18º C.

El nombre de nevera, proviene de que antes que aparecieran las modernas, que funcionan con electricidad, en el año 1859, el francés Ferdinand Carré, creó una armario hecho de madera, donde se colocaba hielo en la parte de arriba, lo que permitía mantener fresca la comida, en la parte inferior, usando como refrigerante, amoníaco. En 1920 se reemplazó el amoniaco por freón. A principios del siglo XX aparecen las primeras neveras eléctricas.

Los neveros artificiales son creaciones humanas, para impedir que la nieve natural se derrita prontamente. Para ello se cava un pozo en la tierra, y se le colocan muros de contención y en general techo, con alguna abertura para colocar y luego sacar la nieve. Los neveros han sido muy útiles cuando aparecieron las primeras neveras que comentamos en el párrafo anterior, antes de las eléctricas.