Concepto de televisión

La televisión (de “tele” vocablo griego que significa lejos, y “visio” palabra latina que quiere decir visión) es un aparato tecnológico que data de inicios del siglo XX, cuando por obra del ingeniero escocés, John Logie Baird, empleando la electricidad y sistemas mecánicos, el 26 de enero de 1926, pudieron verse en las pantallas, imágenes en blanco y negro, a distancias cada vez más crecientes, datando las primeras emisiones públicas de 1927, en Inglaterra por obra de la BBC y en Estados Unidos, desde 1930. En 1931, en Alemania se fundó la primera emisora televisiva. Aunque se había experimentado al respecto desde 1928, desde 1950, ya el color era posible en las imágenes de las pantallas europeas y desde 1980, se logró la digitalización de producción y transmisión.

Fue obra de una evolución tecnológica en materia de comunicaciones, que había empezado con la fotografía, el cine, el teléfono y la radio.

La televisión permite captar la imagen y el sonido a distancia a través de ondas electromagnéticas o por señal de cable que se transmiten muchas veces, usando el tendido eléctrico o telefónico.

El iconoscopio,que fue creación del inventor estadounidense Philo Farnsworth y del ruso, Vladímir Zvorykin es el aparato transmisor, y consta de un tubo de rayos catódicos, que contiene una pantalla de mica, que en una de sus caras posee muchas partículas de plata o cesio, que son células fotoeléctricas, y en la otra cara, una película delgada de plata, con función de condensador. Las células fotoeléctricas reciben la imagen de los objetos que enfocan, se cargan positivamente de acuerdo a la luz que reciben y emiten electrones.

El tubo de rayos catódicos barre la cara de glóbulos en sentido arriba-abajo e izquierda-derecha. Los electrones que emite el cátodo son captados por los glóbulos con energía positiva mientras la carga positiva del cátodo es anulada. Al ocurrir esto, por reducción, la cara de plata del iconoscopio, se carga negativamente, siendo recogidos por el transmisor que los conducirá a los receptores. Los impulsos luminosos se convierten en eléctricos, que serán de mayor intensidad, cuanto mayor sea la intensidad de la luz.

El televisor, aparato receptor de las imágenes y sonidos, realiza el proceso inverso, convirtiendo la energía eléctrica en imágenes.

La televisión es actualmente uno de los más populares medios de comunicación masiva. Los sistemas de alta definición, de los que hoy podemos gozar, surgieron a partir de 1990. Los primeros televisores que permiten transmitir en 3D datan de 2010.