Concepto de terraplén

Terraplén, procede del francés “terre-plein”, integrado el vocablo por “terre” que significa “tierra” y por “plene” que es un adjetivo que califica lo que es pleno, lleno o completo. Un terraplén es una plataforma hecha de tierra y que se sostiene por obras de mampostería, con las debidas pendientes, para que el agua pueda escurrirse.

El terraplén está destinado a servir de apoyo a una estructura, por ejemplo, una carretera, un puente o una autopista, para lo cual, se procede al relleno de un terreno con tierra y piedras, con el fin de que eleve su altura, y sirva entonces, de base a la obra a erigir, aunque también los rellenos pueden hacerse para eliminar desniveles o suprimir huecos o pozos que pueda tener el terreno.

Partes del terraplén

La capa superior, firme y de apoyo, de más de 50 centímetros, recibe el nombre de coronación. La inferior es el cimiento, cuyo espesor mínimo es de un metro. Entre ambas capas se encuentra el núcleo. las zonas exteriores o laterales conforman el espaldón.

Debe construirse sobre terreno estable, y rellenarse con material firme, quitando todo residuo orgánico de la tierra.

En Arqueología

La construcción de terraplenes es antiquísima, entendidos arqueológicamente como movimientos de tierras con fines culturalmente diversos. En la selva amazónica (Brasil) fueron descubiertos muchos terraplenes (lugares subterráneos) que datan de los tiempos prehistóricos, para lo cual, los hombres primitivos, despejaban extensiones de bosques, y hacían fosos con formato geométrico. En esos lugares, que seguramente destinaban a reuniones o ritos, luego, crecieron árboles nuevos, por los cual, los terraplenes, denominados geoglifos de Acre, quedaron ocultos por la arboleda. Se descubrieron al realizar una masiva tala, en el año 1977.

En Literatura

El escritor argentino Ricardo Piglia (1941-2017) escribió el cuento “Desde el terraplén”, donde el protagonista, un niño decepcionado por haber perdido la ilusión de los Reyes Magos, camina por las vías y se recuesta a la sombra del terraplén, para pensar en las historias que le relataba su abuelo y en subir y bajar corriendo el terraplén, para vivir aventuras.