Concepto de cartón

El cartón es una carta gruesa (de allí su nombre) pues está conformado por una superposición de papeles humedecidos que así logran adherencia, para luego ser secados por evaporación; o también pueden hacerse con trapos prensados o pasta de papel, lo que lo convierte en un material más duro y resistente que el papel, muy usado en la fabricación de cajas, aunque se deteriora con el tiempo. Permite ser reciclado.

Dependiendo de la cantidad de capas de papel que contenga, las láminas de cartón serán más finas o más gruesas. Se mide su peso por gramos teniendo en general entre 150 y 600 gramos por metro cuadrado, los que se usan para envases. Su grosor oscila entre 350 y 800 µm.

Aquellos cartones cuyas capas de papel exteriores son lisas y las del medio onduladas se llaman corrugados, lo que les confiere mayor resistencia.

Las cajas de cartón, combinadas con plástico y aluminio (tetra brick) pueden servir para contener alimentos envasados, como por ejemplo jugos, leche o vino, siendo livianos, prácticos, higiénicos, y preservando el contenido.
En cajas de cartón fino suelen envasarse cigarrillos, arroz, cereales, galletitas, etcétera.

Se usan rectángulos de cartón con números dibujados, para ciertos juegos, como el bingo o la lotería, que deben ser llenados al coincidir el número extraído del bolillero con el que consta en el cartón para ganar el juego.

En arte, se denomina cartón a los bocetos que se usan a manera de plantillas para realizar murales, alfombras o tapices. Son muy famosos los cartones de Goya, para tapices que pintó este famoso artista en el siglo XVIII. El pintor renacentista Rafael Sanzio hizo lo propio, destinados a la Capilla Sixtina.