Concepto de epílogo

La palabra epílogo se originó en el vocablo griego ἐπίλογος, para luego pasar al latín, como “epilŏgus”, y de allí a nuestro idioma, siendo su significado el de hacer un cierre a un discurso o a una historia, a modo de conclusión, ya sea rescatando lo más interesante e importante de lo expuesto, diferenciándose claramente del prólogo que se coloca al principio; o exponiendo a futuro, las consecuencias de lo expresado.

En las obras literarias, los epílogos se colocan al final, luego de que se concluye el último capítulo, y son un recurso literario clarificante y enriquecedor, que en la actualidad no es tan usado, al dejar al lector la oportunidad de otorgarle su propia mirada y sentido a lo narrado, con el fin de no quitarle protagonismo. Sin embargo, como técnica de marketing se siguen utilizando para crear la expectativa de lo que sucederá más adelante, que se contará en futuras entregas, cuando se prevé realizarlas.

Concepto de epílogo

Como excepción, el libro "Mal de scuela de Daniel Pennac, comienza por el epílogo.

No son obligatorios, y se usan no solo en literatura, sino también en discursos, teatro, cine, videojuegos y televisión. Eran incluidos, tanto el prólogo como el epílogo, en las obras de teatro de la Antigua Grecia, a modo de explicación, y en general a cargo del coro.

Un ejemplo actual de uso del epílogo podemos hallarlo en la película “Psicosis” donde resultan en ese último tramo, explicados los motivos que llevaron al protagonista a delinquir.

Construir un epílogo a las obras de ficción que no lo poseen, es una herramienta didáctica interesante para usar en el colegio, como estímulo a la imaginación y a la redacción de los niños.

En España hay un programa televisivo, que se llama “Epílogo” pues la temática se basa en pasar entrevistas, pero a posteriori de que se produzca el deceso del entrevistado, terminando la charla con una conclusión del propio protagonista sobre su vida.

Epílogo, es además el nombre de una película dramática española de 1984, con autoría y dirección de Gonzalo Suárez, que trata de dos escritores y socios, cuyo amor se dirige hacia la misma mujer. Juntos escriben tras una década, su última obra, a la que titulan “Epílogo”.