Concepto de columna

Arquitectónicamente una columna es una base o sostén de forma cilíndrica, más larga que ancha, que por lo común se compone de una base, un fuste (a veces liso o muy ornamentado) y un capitel, que sostiene el entablamento, y que suele hallarse decorado. A veces las columnas son con fines solo ornamentales.

Ya se utilizaron columnas en el Egipto antiguo, pero fueron los griegos los que las dividieron en órdenes, distinguiéndolas en columnas dóricas, jónicas y corintias. Inspirados en los diseños griegos y romanos los renacentistas revaloraron las columnas, apareciendo en el período barroco la columna salomónica, con fuste helicoidal, espiralado.

En los animales vertebrados las columna vertebral es el sostén óseo del cuerpo. En los seres humanos, la columna vertebral cumple dos misiones, una protectora y envolvente de la médula espinal, y otra de soporte óseo. Está formada por veinticuatro huesos diferenciados y separados, llamados vértebras, y por el hueso sacro, ubicado en su extremo inferior, constituido por vértebras fusionadas de forma curva y triangular.

Por extensión, se usa la palabra columna para todo aquello que sirve de sostén o apoyo. Por ejemplo, los padres son la columna del hogar.

En los textos impresos, las columnas son las partes en que se dividen las páginas, verticalmente.

En periodismo son las secciones en que se dividen los diarios o revistas de acuerdo a algún tema, y asignados a una persona en particular para su redacción, que se llama columnista.

Algunos fluidos cuando se elevan forman columnas como ocurre con el humo o el fuego.

La columna militar es una manera de disponer ordenadamente a las tropas, infantería, caballería o naves, donde marchan unas detrás de otras.