Concepto de costa

La palabra costa proviene etimológicamente de idéntico vocablo, latino y su significado es costilla o lado. En Geografía, recibe el nombre de costa la zona limítrofe entre las tierras y las aguas. Las costas marinas reciben cada segundo la fuerza de las olas que le van cambiando su forma constantemente, y las vuelve irregulares. Las olas arrastran piedras grandes que se van rompiendo y luego de cientos o miles de años se convierten en arena. Las playas nacen en costas bajas y llanas, y están cubiertas de arena.

Las costas pueden clasificarse de acuerdo a su forma en:
a. Penínsulas: son porciones de tierras que las aguas rodean casi totalmente, salvo por el istmo, lengua de tierra que une la península a una zona continental.
b. Islas: son masas de tierra, de menor tamaño que los continentes de clima único, que se sitúan sobre el nivel del mar, y éste las rodea. Un grupo de islas recibe la denominación de archipiélago.
c. Estrechos: son brazos marinos que dividen dos porciones de tierra. El estrecho de Gibraltar divide Europa de África, por la unión del mar Mediterráneo y el Océano Atlántico.
d. Cabo: es una masa de tierra que se adentra en el mar.
e. Golfo: opuesto al anterior, en este caso es el mar el que ingresa en tierra firme.
f. Estuario: El mar ingresa en una masa de tierra sirviéndose de la existencia de la desembocadura de un río.
g. Acantilado: franja costera alta y rocosa que tiene origen en la erosión marina. Cuando el agua del mar se mete en las grietas y agujeros de un acantilado y los agranda, se forman cuevas.