Concepto de depresión

La depresión psicológica es un trastorno de la psiquis, que significa “derribado” según su etimología latina. Se manifiesta con un estado de tristeza duradera, abatimiento, desgano, irritabilidad, baja autoestima, pesimismo, sueño excesivo, trastornos alimenticios, desinterés por los placeres cotidianos, por el trabajo, la familia, los amigos.

Las causas pueden ser orgánicas, posiblemente genéticas, o derivar de profundas situaciones de stress, desencadenadas por dramas personales o familiares. Lógicamente toda persona se angustia cuando le sucede algún acontecimiento penoso, pero cuando esta angustia permanece e interfiere en las actividades cotidianas por un plazo mayor que el normal, debe hacerse la consulta psiquiátrica y psicológica. Existen medicamentos para tratar estos trastornos y ayuda psicológica, que son muy eficaces para que el paciente retome su vida normal.

Cuando se habla de depresiones en un terreno, nos referimos a sus hundimientos, y haciendo un paralelismo con la vida psíquica una persona depresiva es la que se halla hundida en su extrema tristeza, en un dolor tan profundo, que obnubila su mente, impidiéndole ver la salida a esa situación.

Las depresiones geográficas son hundimientos del terreno, que quedan ubicados por debajo del nivel del mar.

Una depresión económica también se refiere a un hundimiento o baja, en este caso, de la economía. En una etapa de depresión económica existe poco dinero circulante, baja el nivel de empleo, la productividad, y merman las ventas. La gran depresión económica de 1930, o crisis del año 1930 es un ejemplo, estando actualmente registrándose una nueva depresión económica a nivel mundial, por la caída de las Bolsas del mundo.

En materia de clima se llama zona de depresión a aquella donde la presión atmosférica es baja.