Concepto de determinismo

Puede entenderse por determinismo, la doctrina que concibe al mundo como efecto necesario de un estado anterior y a su vez es causa de otro estado futuro, que está predeterminado. Es lo que llamamos destino. A partir de lo que pasó y de lo que sucede pueden conocerse los acontecimientos futuros, que son consecuencia necesaria de aquellos.

El determinismo es también una concepción filosófica que proclama que el hombre no es libre en sus elecciones sino que está impulsado a realizarlas por su estructura psíquica o biológica, por el medio cultural que lo rodea, por su educación, por particulares circunstancias, etcétera.

Para los deterministas, las acciones buenas o malas no dependen de quien las realiza, que no es ni bueno ni malo por ello. El que roba tal vez sufre por hacerlo, pero no puede dejar de hacerlo; ya sea por impulso o por necesidad. Otro tanto podemos decir de quien miente, se droga o daña a otro.

Esta concepción elimina por lo tanto la responsabilidad por los actos humanos, ya que faltaría un componente imprescindible que es la libertad en la ejecución. Herencia y ambiente se conjugaban en lo que somos y no podemos remediarlo; incluso algunos, sostiene que el determinismo es solo biológico, que se nace con lo que se va a ser impreso en sus genes, y la educación no podrá contra ello. A ello apuntan los que sostienen que no habría que castigar con mayores penas a los reincidentes, sino tratarlos médica y psicológicamente, pues repiten conductas delictivas, de modo inevitable, aún cuando se los castigue.

Otros deterministas, los religiosos, proclaman que es Dios o el diablo lo que mueve a los hombres a actuar, para bien o para mal, respectivamente. La predestinación sostiene que el destino de cada uno ya está establecido.