Concepto de rasguño

La palabra rasguño designa tanto la acción como el efecto del verbo rasguñar, que resulta de la unión del verbo “rasgar” y del sustantivo “uña”, designando entonces el acto y el resultado de rasgar con las uñas, o arañar.

Como al arañar se produce una herida muy leve, se dice que rasguño, como acción, es sinónimo de lesionar con las uñas u otro elemento que provoque efectos similares a la piel propia o de otro; y como sustantivo, es la marca que queda tras el hecho, por ejemplo:

“El perro me rasguño la pierna con sus uñas, cuando me saltó para saludarme”, “El niño inocentemente rasguñó a su hermanito jugando”, “Me rasguñé con el tronco de un árbol al sentare sobre él”, “Fui protagonista de un accidente automovilístico, pero por suerte nadie sufrió ni un rasguño” o “Al caerme no me lastimé, solo sufrí pequeños rasguños”.

En general los rasguños, no implican ninguna emergencia médica y pueden tratarse de forma domiciliaria, con algún desinfectante y un apósito, o simplemente lavándolo con agua y jabón.

También se aplica a las pequeñas marcas que se ocasionan en los objetos: “Mi armario sufrió varios rasguños tras la mudanza”, “Mi piso de madera está bastante rasguñado pues es viejo y tiene marcas de tacos de zapatos y del arrastre de muebles” o “Pinté la pared pues tenía varios rasguños”.

“Rasguña las piedras” es la letra de Sui Generis, banda argentina de rock, creada en 1969, como dúo, y que perduró hasta el año 1975. Esta canción que escribió Charly García y se grabó en el año 1973, dio lugar a varias interpretaciones sobre su sentido y significado, pues es dudoso a qué hace referencia, con rasguñar las piedras por parte de alguien que está sufriendo para escapar de ciertas paredes, para poder así llegar hasta él.