Concepto de racha

La Rae no da dos acepciones de la palabra racha, una que posiblemente tenga origen en el árabe “ráǧǧa”, que puede traducirse como agitación o tormenta, y que se aplica en primer término a las ráfagas de aire, a los vientos, especialmente cuando su duración es breve. Esto es particularmente importante en la navegación, pues puede ser peligroso, especialmente para los barcos impulsados a vela, ya que puede incluso cambiar la dirección del viento. Son graves, cuando se acompañan de chubascos repentinos e imprevisibles. Sin embargo, en ocasiones, pueden aprovecharse las rachas de viento, que no superen los límites de lo necesario, para impulsarse con mayor velocidad.

Por extensión, se conoce como rachas, a los períodos de tiempo, de extensión variable, donde se suceden eventos buenos o afortunados; o, por el contrario, de calamidades o adversidades. Por ejemplo: “Esta racha de mala suerte, ya está durante mucho tiempo, primero fue la muerte de mi padre, luego perdí el trabajo, se me incendió la casa y ahora me enfermé, espero que pase pronto” o “Tengo una buena racha en este año, me recibí, enseguida conseguí trabajo y mi familia y yo tenemos buena salud”.

A lo largo de la vida, no nos sucederán siempre cosas buenas o cosas malas, las que seguramente se alternarán, con mayor o menor frecuencia. Seguramente, si algo nos sale bien, será el puntapié para otros hechos afortunados; mientras que algo malo, es posible que desencadene otros hechos adversos. Por ejemplo, si consigo un buen trabajo y estoy feliz con eso, conseguiré más amigos, pues la gente se siente atraída hacia las personas que irradian alegría; y ésto también repercutirá positivamente en mi salud psicofísica; en cambio, si pierdo mi empleo, me angustio, no salgo a buscar otro, me enojo con el mundo, es posible que me enferme, me aísle socialmente, mi economía se resienta, etcétera.

Es verdad que hay cosas que no son exactamente causa y consecuencia, como por ejemplo, el caso de una persona que en un año gane dos veces la lotería, o pierda varios familiares en poco tiempo. Muchos hablan, en estos casos, de mala o buena suerte, lo que no está científicamente comprobado.

En Estadística, existen pruebas de rachas, entendiendo por racha la secuencia de observaciones semejantes, que están destinadas a ser aplicadas para contrastar la aleatoriedad del orden en que aparecen dos valores de una variable.

Una segunda acepción de racha es como resultado del verbo rachar, que, en minería, se usa para designar a las astillas de madera, de grandes dimensiones.

Buscar otro concepto