Concepto de cetrino

La palabra cetrino es un adjetivo, que nos llegó desde el latín “citrinus”, que se traduce como “el que posee un color similar al limón” a su vez de “citrus” en el sentido de cidra, una fruta, apreciada por su cáscara, como confitura, originaria de China, tal vez el primero de los cítricos conocidos, que tiene un aspecto parecido al limón, especialmente en su color exterior, que es amarillo verdoso.

Todo aquello que tiene un color amarillo pero no puro, sino que tienda a ser verdoso, o aceitunado, es calificado como cetrino.

Ejemplos: “Compré en una oferta un sillón de color cetrino, porque me combina con las paredes de mi sala, de color crema”, “El tigre, desde su jaula, me miró con sus ojos cetrinos, llenos de dolor” o “El pasto de mi jardín ha tomado un color cetrino, por la falta de riego”.

En el poema “El vendedor de naranjas” la poetisa uruguaya, Juana de Ibarbourou, comienza el primer verso de su poema, hablando de un “muchachuelo” cuyos brazos son cetrinos.

Aplicado a la piel humana, el color cetrino, es natural en algunas personas, también conocida como piel aceitunada. Sin embargo, también se le dice cetrina a aquella, que se observa con mayor nitidez en el rostro, y durante el invierno, que luce apagada, opaca, pálida, envejecida, con tinte amarillento, lo que puede ocurrir por una alimentación poco saludable, tabaquismo, anemia, deshidratación, insuficiencia vitamínica, insomnio, estrés crónico y agentes químicos, entre otras causales. En el caso de la nicotina, ésta afecta la circulación sanguínea, impidiendo que los nutrientes y el oxígeno arriben a la piel, lo que causa que adquiera esa tonalidad. Si bien lo adecuado es descubrir el origen y curarlo de ser posible, existen tratamientos dermatológicos que ayudan a que la piel recobre luminosidad y lozanía, así como maquillajes que disimulan la coloración cetrina.

En Zoología, existe un pájaro, de la familia Parulidae, cuyo nombre científico es Myiothlypis luteoviridis, comúnmente llamado reinita cetrina, arañero cetrino o chiví cetrino, debido a que ese es el color de su plumaje. Es originario de Bolivia, Ecuador, Colombia, Perú y Venezuela.

En la ficción, los Hombres Cetrinos, en las obras del novelista británico, John Ronald Reuel Tolkien, representan, al último grupo de hombres que penetró en las fantásticas tierras de Beleriand pero que no fueron considerados, por los Elfos como sus aliados o Edain, aunque su origen fuera similar. Además de su piel cetrina, otras características físicas de los Hombres Cetrinos, son sus ojos y cabellos oscuros, y sus brazos largos, y muy fuertes, a pesar de su baja estatura.

Buscar otro concepto