Concepto de magnesio

Fue el químico inglés, Humphry Davy, que vivió entre los años 1778 y 1828 el que produjo inicialmente el magnesio en 1808, y lo denominó de esa forma la comunidad científica, aunque Humphry Davy sugirió que se lo llame magnio para evitar la confusión con el manganeso y la magnetita, que también proceden de la misma región, la Prefectura de Magnesia en Tesalia (Grecia). Se trata de un elemento químico insoluble, cuyo número atómico es 12, por tener ese número de protones en el núcleo. Se abrevia Mg. y tiene 24,305 u de masa atómica. El magnesio fue aislado por Antoine Bussy, un químico francés, en 1830.

Concepto de magnesio

Es un elemento fundamental para la existencia de la vida, interviniendo en las plantas en su proceso de fotosíntesis, encontrándose en la clorofila. En las personas es fundamental para los huesos, ya que ayuda a fijar tanto el calcio como el fósforo. Provoca que el calcio se movilice por lo cual es óptimo para evitar cálculos renales; favorece el equilibrio hormonal, controla la flora intestinal y el funcionamiento cardiaco.

No lo hallamos naturalmente como metal puro, sino que se lo fabrica a partir de sales de magnesio. En la corteza terrestre es el séptimo elemento que más abunda e integra el agua oceánica. Lo hallamos en forma de silicatos, asbesto y talco. Otra manera de hallarlo es en óxidos y carbonatos. Como hidróxido lo hallamos en la brucita.

Se trata de un metal plateado, liviano y de fortaleza relativa. Es inflamable especialmente si no se halla en estado sólido.

Se usa especialmente para la preparación de aleaciones de aluminio. Éstas son ligeras y se usan para soportar pesos mayores. Se logra reducir con carburo de dicalcio, con silicio y con hierro, usándose el cloruro de magnesio en el procedimiento electrolítico. En Estados Unidos se lo utiliza especialmente en la industria aeroespacial y en Europa, en los automotores, por ejemplo en las carcasas de cigüeñal.