Concepto de masoterapia

La masoterapia significa literalmente el tratamiento de enfermedades por medio de masajes, con fines preventivos o curativos. Es una técnica médica no invasiva, a veces complementaria de otros tratamientos.

Para realizar la práctica, que se viene realizando desde la antigüedad y ha ido perfeccionándose, se requiere conocimiento de la técnica, y dominar la anatomía y fisiología humana, ya que mal empleada puede empeorar el cuadro clínico. El profesional actuante, denominado fisioterapeuta, debe trabajar en conjunto con el médico que atiende al paciente, especialmente si se trata de masaje no solo preventivo, salvo que quien lo haga sea el propio médico.

Se utilizan las manos, para aplicar masajes, con presión mecánica, mediante maniobras y movimientos precisos, sobre diferentes zonas corporales, como tendones, ligamentos o músculos. La función es favorecer que los órganos y la musculatura se oxigenen, el cuerpo se relaje, y que la circulación sanguínea y linfática se incremente por aumentar con el masaje la temperatura corporal, favoreciendo además de la circulación, la liberación de endorfinas y la eliminación de toxinas, el bienestar orgánico general y disminuyendo el stress.

Es recomendable para contracturas musculares, esguinces, traumatismos, tendinitis, reuma, migrañas, alopecias, várices, celulitis, en pacientes con problemas de movilidad, trastornos de sueño, y digestivos, cada caso requerirá un tipo de masaje específico. Es uno de los recursos que emplea la fisioterapia.

Existen dentro de la masoterapia diferentes formas, que dependen del requerimiento del paciente, como el masaje deportivo, el transverso profundo, el del tejido conjuntivo o el neuro-muscular, entre otros. En la práctica deportiva acompaña al deportista en todos los momentos, no solo durante ella, sino antes y después.