Concepto de mezquino

La palabra mezquino reconoce su origen etimológico en la lengua árabe. Proviene de “miskin” término que a su vez fue derivado del arameo, y éste del acadio, donde con “mezquino” se nombraba a quienes eran súbditos palaciegos, hombres libres no aristócratas, que prestaban sus servicios en los palacios de los “Amelu”; y que eran llamados “Mushkenu”. En el Corán, puede traducirse “miskin” como “indigente”; aunque al pasar al español, su significado pasó a ser la cualidad negativa de alguien ruin, avaro, tacaño, egoísta y pobre de espíritu.

Concepto de mezquino

Ejemplos de uso: “Juan es muy mezquino, cobra un sueldo muy bueno, y sus hijos sufren necesidades” o “el alma mezquina del hombre, hacía que viviera resentido y lleno de odio” o “tiene la información para lograr resolver el problema, pero por mezquino, calla, para no tener que compartir lo que sabe” o “el profesor me mezquinó la nota al calificar mi tarea, a mi criterio merecía más”.

Quien es mezquino retacea lo que posee, ya sea material o inmaterial. Es lo contrario a lo generoso, solidario y altruista.

También con mezquino se hace referencia a algo pequeño, mísero e incompleto, por ejemplo: “tu aporte a la tarea grupal fue muy mezquino”.

En Deuteronomio 15:10 se alienta al hombre a ser generoso y no mezquino para lograr que sus acciones sean bendecidas por Dios.

En Dermatología, mezquino es el nombre coloquial con el que se conoce a las verrugas producidas por virus, que ocasionan picazón y en general desaparecen de modo espontáneo, aunque otras son persistentes, localizadas en diferentes zonas del cuerpo (manos, plantas de los pies, codos, genitales, etcétera).