Concepto de Naturaleza

Deriva del griego physis, que alude al crecimiento por sí solos de los seres vivos. De allí derivó el vocablo latino natura, referido al devenir de las cosas.

La naturaleza es el conjunto de las creaciones ajenas a la participación humana. Las que son obra de las personas, son conocidas como entes sociales. Por ejemplo, un árbol es producto de la naturaleza, pero la mesa que se hace con su madera ya es creación del hombre, que modifica culturalmente lo ofrecido como materia prima natural. Actualmente hay muy pocos entes naturales, que no se hallen culturizados, o sea, dotados de alguna impronta realizada por la sociedad.

Comprende tanto seres animados como inanimados, por ejemplo, el clima, los animales, las plantas, las piedras, los ríos, etcétera.

También se habla de naturaleza como sinónimo de esencia, o sea, lo que hace que algo sea eso, y no otra cosa. Otra acepción sería usarla en contraposición a lo sobrenatural, o sea, a aquello que escapa a lo que la razón puede develar, y aparece como milagroso.

Cuando se hace referencia a principios naturales, se alude a aquellas reglas que existen ajenas a la voluntad humana. Por ejemplo, envejecer responde a una ley natural, que no podemos modificar.

Puede referirse al lugar del que una persona proviene. Por ejemplo, Pablo es natural de Francia, pues nació allí.

En psicología se utiliza para designar el temperamento de las personas (Por ejemplo, Juan es naturalmente agresivo) como algo transmitido genéticamente y no adquirido por vía social.

También se lo usa, en materia religiosa, en oposición al estado de gracia, que es el que se hallan las personas redimidas por Dios de sus pecados.

El estado de naturaleza, como concepto jurídico-político se refiere a aquel momento histórico en que los hombre vivían libres de la asociación que supuso la existencia del estado, a quien debieron otorgarle parte de sus derechos en miras al bien común, y a su seguridad personal.