Concepto de vacío

La palabra vacío reconoce su origen etimológico en el latín “vacivus” aludiendo a que un lugar carece de materia, o que nada existe dentro de un receptáculo. También se refiere a la falta de habitantes en un lugar, por ejemplo: “Esta casa, o ciudad, o pueblo, están vacíos”. Otra acepción es aludir a las faltas de cualidades intelectuales o morales de alguien. En el primer caso, cuando decimos “Tiene la cabeza vacía”, en el segundo, si expresamos “Juan está vacío de sentimientos”.

El vacío interior se refiere a la falta de motivación para nuestra existencia. El filósofo francés Gilles Lipovetsky, nacido en 1944, publicó una obra denominada “La era del vacío” nombre con el que califica a la sociedad posmoderna, individualista, y afirmada en valores materiales, que no encuentra un fin o metas colectivas, sino solo centradas en sí mismo, lo que no brinda ningún tipo de satisfacción.

En Física, según la AVS (Sociedad Americana de Vacío) cuando hablamos de vacío nos referimos a un espacio con su contenido formado totalmente por gases, cuya presión total es menor a la presión atmosférica. Como consecuencia, habrá más vacío cuanto más disminuya la presión del gas residual.

Para lograr vacío se extrae de un recipiente el aire u otro gas, hasta presiones muy bajas, lográndolo con la máquina neumática, el tubo barométrico, y bombas como la de mercurio o moleculares. El vacío que se logra en forma artificial nunca es pleno. Alto vacío se denomina cuando la presión es de menos de la milésima de milímetro de mercurio.

Vacío interplanetario, en Astronomía, es el que existe entre los cuerpos celestes del espacio exterior, que no llega a ser total.

Vacío en óptica, es una cualidad de los medios isótropos que consiste en hacer visible la luz que los atraviesa.

En Matemática se llama conjunto vacío a aquel que carece de elementos. Se trata de un conjunto límite. Ejemplo de conjunto vacío: conjunto de números menores de 3, pero mayores que 10.