Concepto de ejército

La palabra ejército deriva del latín “exercĭtus” y es usada para referirse al conjunto de las fuerzas militares, aéreas y terrestres con que cuenta un Estado para su defensa y ataque. Casi todos los países los poseen, salvo algunos, como Andorra o Costa Rica.

En Colombia, el ejército posee ocho divisiones, una brigada de fuerzas especiales, una de aviación, una contra el narcotráfico, y otras unidades especializadas. En Argentina las Fuerzas Armadas la componen el Ejército (fuerzas terrestres), la Armada (Fuerzas navales) y la Fuerza aérea. En este país como en el resto de América Latina las Fuerzas Armadas protagonizaron en la década de 1970 golpes militares que terminaron con los gobiernos democráticos y colocaron a los militares en el poder, iniciando una época de dictaduras.

Los ejércitos existieron desde la creación de los primeros Estados en la Edad Antigua, donde la guerra era una necesidad y un honor. Estados como Esparta y Roma se destacaron por sus ejércitos, base de su poderío.

Los ejércitos constituyeron uno de los instrumentos de los Estados Modernos, en los que se apoyó la Monarquía para sostener su poder.

Existen autodenominados ejércitos conformados por personal civil no avalados por el Estado, por lo cual realizan sus actividades en la ilegalidad, siendo movimientos revolucionarios, para cambiar el orden existente dentro del propio país, o trascendiendo sus fronteras. Por ejemplo el ERP en Argentina que actuó desde 1970 a 1977 o el de Colombia que desapareció en el año 2007.

Se conoce como ejército de salvación a una fuerza espiritual perteneciente a la Iglesia Universal Cristiana de carácter universal, que lleva por el mundo el mensaje de Cristo.

Cuando muchas personas se movilizan para el logro de ciertos fines, por extensión, también se habla de ejército. Por ejemplo: “un ejército de ciudadanos se movilizó para reclamar mayor seguridad”.