Concepto de moraleja

Moraleja es una palabra de origen latina que se compone de “mores” que significa costumbre y “eja” que es un diminutivo.

Una moraleja es una lección que se extrae de un cuento, de una fábula, de una película, de un sueño o de la propia experiencia de vida o de la de otros, y que sirve para inculcar virtudes éticas. Algunas son explícitas, cuando el propio autor del escrito o film, lo concluye explicando su significado moral, y otras veces se deduce de lo visto, leído o vivido. Ejemplo de moraleja explícita: en la fábula del “pastorcillo mentiroso” se concluye diciendo que al que miente con asiduidad, no se le cree aún cuando diga la verdad.

Es un cierre o conclusión sobre un relato donde los personajes toman una actitud frente a una problemática y eso les trae una consecuencia, de lo que se extrae que ocurrirá lo mismo en situaciones parecidas que pudiera tener que vivir el destinatario del mensaje (lector, espectador, oyente) para poder aplicarlo a su propia historia de vida.

Son muy frecuentes en escritos destinados a los niños, pues tienen como fin la enseñanza de valores, tan importantes en esa etapa de la vida, y permiten realizar una importante tarea educativa, pues facilita el debate crítico de los mensajes aportados, o para pensar cuál es la moraleja que nos dejan ciertos textos que las llevan implícitas. Su fin es ejemplificador, aunque también suelen ser en muchos casos demasiado crueles con quienes obraron mal, y por lo tanto muchas veces el adulto debe intervenir para restarle dramatismo al relato.

De las propias vivencias también pueden extraerse enseñanzas, por ejemplo: “la moraleja de tu frustrado matrimonio es que nunca elijas como esposo a un haragán”.