Concepto de trascendente

La palabra trascendencia se deriva de la acción de trascender y su efecto, designando a aquello que se extiende más allá de los límites de tiempo o espacio inicial. El vocablo es compuesto, y se integra con “trans” que puede traducirse como lo que está más allá; y por “scando” con el significado de escalar.

Un suceso trascendente es aquel de tal gravedad e importancia que por ello toma estado público, colaborando con ello muchas veces, los medios masivos de comunicación. Una vida trascendente es aquella durante la cual se han hecho cosas heroicas o admirables y por ello queda registrada en la memoria colectiva, colaborando sus biógrafos e historiadores. Ejemplos: “la Revolución Francesa fue un hecho tan trascendente que terminó con los privilegios del feudalismo y con las monarquías absolutistas” o “La madre Teresa de Calcuta dio su vida al servicio de los necesitados y la convirtió en trascendente”.

Concepto de trascendente

En la religión la trascendencia hace referencia a una vida que está más allá de la terrena la que no terminaría con la muerte, sino que ésta sería el inicio de una vida en este caso, eterna.

En Filosofía, Platón habla de un alma trascendente que habita dentro de un cuerpo destinado a morir. En cambio el alma vivirá más allá de la muerte (será trascendente) y habitará en el mundo de las ideas que es perfecto y además, eterno.

El idealismo trascendental, en la filosofía kantiana, alude a la forma en que el sujeto conoce la realidad que lo rodea. Es idealismo porque el sujeto que conoce es el que pone su mirada sobre los objetos, viéndolos desde su óptica particular. Es trascendental porque a pesar de que el sujeto pone sobre el objeto su especial visión; los objetos existen fuera del sujeto, en forma trascendente a él.