Concepto de menester

El origen etimológico de menester, lo hallamos en el latín “ministerium” aociado a tareas, trabajo u obligaciones que efectuaba un “minister” que era un servidor.

Menester es aquello que se necesita y para satisfacción de lo cual hay que realizar alguna actividad, que también es un menester. Se vincula con actividades laborales, estudiantiles, económicas o sociales, y con obligaciones. Así por ejemplo, los menesteres del hogar son todos aquellos quehaceres que son imprescindibles para que la casa funcione en orden y armonía (lavar, planchar cocinar, limpiar, etcétera) y las necesidades que se satisfacen (aseo, planchado, etcétera). Otros ejemplos: “Es menester que se nos informe sobre lo que sucederá con nuestros salarios tras la quiebra de la empresa”, “Mi hijo tiene entre sus menesteres, ir al colegio, practicar deportes y hacer vida social”, “Realizó varios menesteres para poder hallar la explicación de lo sucedido” o “Es menester reforzar la seguridad en las canchas de fútbol ante los constantes enfrentamientos entre los equipos rivales”.

Concepto de menester

Los materiales, utensilios o herramientas que se usan para desplegar y poder realizar las tareas también se denominan menesteres, por ejemplo: “Para poder arreglar mi jardín necesitaré como menesteres, al menos, una pala y un rastrillo” o “Los menesteres de un carpintero son entre otros, madera, clavos, tornillos, martillos, serruchos y taladros”

Aquel que carece de lo necesario para satisfacer sus necesidades más elementales es un menesteroso. Ejemplos: “El menesteroso pedía limosna para sobrevivir, pero a pesar de su aspecto enfermizo, la gente no se conmovía de él”. La Biblia menciona a los menesterosos en varios de sus pasajes, donde se hace referencia a que gozan de la protección de Dios y que exige que su prójimo los ayude, a través de diversos menesteres, que incluyen apoyo espiritual y material.