Concepto de parche

Originada etimológicamente en igual término del francés antiguo, con el significado de piel o cuero, un parche es un trozo de material no solo de cuero, sino que puede ser de tela, plástico o papel, que se usa para hacer reparaciones, tapar agujeros, filtraciones, grietas o hacer curaciones.

En las construcciones y en la costura, se usan los parches para hacer remiendos, lo que no suele quedar demasiado prolijo: “se me humedeció la pared y le hice un parche con material, que luego pinté” o “mi blusa se enganchó, se le hizo un agujero, y le coloqué un parche de tela floreada, simulando un adorno”.

Concepto de parche

En Medicina son comunes los parches para hacer curaciones de heridas y para tapar un ojo, con el fin de que los niños recuperen la agudeza visual si sufren de ambliopía. También se utilizan parches en los ojos, si uno de ellos se ha perdido. Por ejemplo esto era común observarlo en las representaciones de los piratas.

Para tratar el tabaquismo se usan los llamados “parches de nicotina” que libera sobre la piel dosis bajas de esa sustancia, lo que calma los deseos de fumar.

En los perros suelen aparecer los llamados “parches calientes” en zonas irritadas o donde se han producido reacciones alérgicas, que motivan al animal a lamerse, haciendo que la zona se muestre enrojecida y sin pelos, pudiendo infectarse.

En Informática se usan también parches para corregir errores que pueda presentar el sistema, agregarle funciones o actualizarlo.

La tela del tambor, que sufre los golpes con el objeto de producir sonido, ubicada en cada tapa opuesta del instrumento, se llama parche.

Por extensión, se aplica a los modos de solución de problemas, que son temporarios, y no tardarán en reaparecer. Ejemplo: “entregar a los indigentes una caja de alimentos es solo un parche en su situación, se les debería conseguir trabajo digno”.