Concepto de metáfora

Es un modo de efectuar comparaciones reemplazando una palabra por otra u otras, que figuradamente tienen su misma significación en ese contexto, pero que fuera del mismo no tienen analogía alguna, salvo por algún detalle, como el color, la forma, el sonido, la textura, la emotividad que irradian, etcétera. Por ejemplo, no podríamos decir que bola de fuego sea un sinónimo de la palabra sol, pero podemos designar al astro con esta expresión si consideramos que es redondo e incandescente. Algo similar podríamos decir al emplear la metáfora camino sin retorno, para referirse a la vida, o las esmeraldas para referirse a los ojos verdes de una persona, o al rubí de sus labios rojos.

En la metáfora omitimos agregar el nexo comparativo. No decimos “el lago es como un espejo cristalino que se extiende a mis pies”, sino que simplemente expresamos “el espejo cristalino se extiende a mis pies”.

La palabra metáfora deriva del vocablo griego “metá” que significa “después de”, y de “phorein”: “pasar”, lo que implicaría pasar el significado de un término a otro.

Las metáforas son muy utilizadas en Literatura, como recurso, para embellecer poemas y prosas, haciendo un gran esfuerzo imaginativo para establecer la relación entre el objeto real y el figurado, e incorporando al lenguaje emoción y nuevas alternativas, para ver en lo expresado algo que va más allá del objeto observado. La metáfora transporta al lector a una nueva dimensión de la realidad, donde la fantasía impregna lo cotidiano con un aire distinto, que nos hace repensar nuestra realidad desde una visión diferente. ¿Se nos hubiera ocurrido llamar perlas a los dientes, o manto de nieve al cabello de una anciana, o primavera de la vida a la juventud? Eso son las metáforas.