Concepto de camafeo

La palabra camafeo, procede tal vez del latín camahutus, de donde fue tomada por el francés como “camaheu”, designando una piedra preciosa o semipreciosa, que posee, tallada, una figura en relieve, siendo los materiales más frecuentes, donde se hace el grabado, el ágata, específicamente en sus variedades ónice, de tonos verdosos; y sardónica, de color pardo rojizo o dorado. Se realizan creando en la pieza, dos capas, sobresaliendo la parte superior, del fondo.

Se trata de una escultura glíptica, en bajorrelieve, que se ha usado desde antiguo, especialmente entre persas, griegos y romanos, con fines ornamentales, y en piezas de joyería, plasmando en los camafeos, retratos, paisajes, símbolos religiosos o seres mitológicos. Las clases más encumbradas lucían costosos camafeos, mientras que los menos pudientes, se conformaban con piezas de vidrio.

Desde el siglo XIV, se empezaron a utilizar otros materiales para producir camafeos, especialmente el nácar, que se hizo popular entre los cortesanos franceses, siendo la etapa del Renacimiento donde alcanzaron su máximo esplendor, por la admiración de esta corriente artística a la antigüedad clásica, prefiriéndose los grabados mitológicos, y retratos, de personas célebres o de quienes encargaban su realización, como imágenes de parejas o de familiares; por sobre las imágenes religiosas que habían dominado la Edad Media. Entre los famosos orfebres renacentistas que fabricaron camafeos, podemos nombrar, al italiano Benvenuto Cellini (1500-1571) que usó para hacerlos, finas capas de oro. También se emplearon complementos en rubíes, perlas y diamantes.

La reina Elizabeth I de Inglaterra le obsequió un camafeo, con un retrato suyo en miniatura en su interior, y en el exterior, el perfil de un hombre negro (no se sabe qué simboliza) sobre el suyo; al explorador inglés Francis Drake (1540-1596) que fue nombrado, además, caballero por la Corona inglesa al prestarles su ayuda en la lucha contra España. El camafeo está hecho en sardónica, tiene adornos de perlas, diamantes y rubíes, y una enmarcación en oro. Se conoce como “joya de Drake”.

Esta pasión por los camafeos no se detuvo en los siglos posteriores, siendo objetos coleccionables por personas importantes como el caso de la reina Victoria; y Napoleón, dueño de una importante colección de camafeos, creó en París una escuela de aprendices de ese arte.

Si bien en la actualidad, ya no son tan populares, aún son comercializados y muy apreciados en occidente.
En el Cine, “El Camafeo” es el título de una película estadounidense de drama y suspenso del año 2004, que dirigió Mike Robe. Trata de un hombre negro acusado de un triple crimen, que antes de ser ejecutado tiene la oportunidad de probar su inocencia, por nuevos indicios que aparecen en la causa.

Buscar otro concepto