Concepto de compás

La palabra compás, procede, posiblemente, del latín “compassare”, con el significado de “mantener el paso”, y se usa en diferentes ámbitos:

En geometría y dibujo, es un instrumento consistente en dos brazos, metálicos, de madera o plástico. El extremo inferior de uno de los brazos termina en una punta que permite ser clavada en el papel u otro soporte; y el otro brazo termina en un lápiz u otro elemento que sirva para dejar marcas. En la parte superior, ambos brazos se unen por medio de una bisagra ajustable, que permite abrir o cerrar los brazos, dependiendo del diámetro del círculo que se quiera dibujar. Se clava, la punta en el centro del futuro círculo y se gira el otro brazo, para que lo vaya marcando. Pueden también hacerse semicírculos, o varios círculos concéntricos o en intersección. Sirve también para medir distancias, por ejemplo, entre dos zonas de un mapa.

Ejemplos de uso: “Tuve que hacer un círculo, pero no me salió demasiado redondo porque no lo hice con compás”, “Con un compás dibujé unas hermosas flores”, “No todas las figuras geométricas pueden hacerse con compás” o “El compás me sirvió para saber la distancia entre las ciudades que quiero visitar, pues coloqué cada una de las puntas en esos dos destinos, y luego trasladé esa medida a la escala cartográfica”.

Además de ser un símbolo de las Ciencias Exactas, es, el compás, junto con la escuadra el símbolo de la francmasonería. La escuadra representa la virtud, y el compás, los límites que no se deben sobrepasar.

En Música, el compás es el ritmo de las melodías, su estructura métrica, que divide el tiempo en partes igualitarias; por ejemplo: “Debes bailar al compás de la música y no moverte sin ningún parámetro si deseas hacerlo bien” o “Sigue el compás de la música y acompáñala con las palmas”.

Los compases, se representan en las partituras en forma de fracción, a posteriori de la clave. El numerador de la fracción marca el número de los tiempos del compás, y el denominador, la unidad de medida. Se dividen con una línea y se numeran en la parte superior del lado izquierdo, de modo horizontal. Un compás de espera, es un compás de silencio completo, una interrupción dentro de la pieza musical siendo su principal objetivo, el de separar las frases. por extensión se usa, en cualquier ámbito cuando se está haciendo una pausa: “Estoy en un compás de espera laboral, aguardando sentirme mejor de salud para retomar mis actividades”.

En Navegación, el compás es una brújula (que puede ser de tipo magnético, giroscópico o electrónico) utilizada a bordo, que permite direccionar la embarcación, siendo el Norte el punto referencia.