Concepto de contrapunto

La palabra contrapunto se compone de la preposición “contra”, que indica oposición, y el sustantivo punto, del latín “punctum”. El contrapunto es una técnica musical que consiste en superponer, al componer las piezas, diferentes líneas melódicas, de dos o más voces, o instrumentos, que son independientes, pero guardan entre ellas una relación armónica.

Surgido el contrapunto en el siglo XIV, en el siglo XVI, casi toda la música era de contrapunto, donde una nota o melodía contrastaba y se combinaba con otra que se había interpretado antes. En este período que corresponde al Renacimiento se destacaron Giovanni Palestrina, cuyas composiciones polifónicas tuvieron, en su mayoría, contenido sacro, y Orlando di Lasso, con obras de contenido religioso, pero con tintes satíricos, que usó el contrapunto libre, buscando impactar, emocionalmente.

En el siglo XVII y XVIII, con el Barroco, llega el contrapunto a su máximo esplendor, con compositores de la talla de los alemanes, Georg Friedrich Handel (1685-1759) y Johann Sebastian Bach (1685-1750) considerado el último gran maestro de este estilo, que él desarrolló desde 1713, y tuvo mucha influencia en la obra de Mozart (1756-1791) quien conoció su obra y la de Handel en 1782, a través del biblioteca del barón Gottfried Van Swieten y que expresó sobre todo en los pasajes de fuga de la ópera en dos actos, La flauta mágica y en el final de la Sinfonía Júpiter.

El contrapunto perduró en el tiempo y sigue vigente en la actualidad, aunque fue perdiendo la fuerza que tuvo en el Barroco, siendo la armonía, la técnica dominante. En el siglo XX, si bien no desaparece, no está tan presente, aunque es muy frecuente su uso en el jazz.

En el caso de que se trate de dos voces, pueden darse estos tres casos de contrapunto: que haya un movimiento directo donde las voces suenen paralelas, subiendo y bajando al mismo tiempo; que el movimiento sea oblicuo, donde una voz sube y baja y la otra no se mueve; y el contrario donde cuando una voz sube la otra baja. Las combinaciones crecen, a medida que existan mayor cantidad de voces. Siempre debe haber polifonía (más de una voz) para que pueda emplearse el contrapunto.

En Literatura, “Contrapunto”, es el título de una novela que el escritor Aldous Huxley, de nacionalidad inglesa, publicó en 1928 e introdujo en ella el contrapunto musical, adaptándolo a las letras, alternando acciones simultáneas, y provocando un entrecruzamiento de las historias de sus tres protagonistas.