Concepto de arbitrio

La palabra arbitrio llegó al español desde el latín “arbitrium”, a su vez de “arbiter” que significa “árbitro” o “juez”, que es la persona que se considera facultada para dirimir una cuestión dudosa o litigiosa según su saber y entender, pues se la considera capaz de hallar racionalmente la mejor solución posible al conflicto, en general tomando en consideración ciertas leyes, reglamentos u ordenanzas, que dejan ciertas cuestiones a su libre y sana interpretación.

Arbitrio designa en general la posibilidad de decidir sobre algo de modo voluntario y sin presiones sobre cosas que nos afectan, por ejemplo: “Tengo el arbitrio de decidir si contraigo o no matrimonio”, “Mi padre decidió según su arbitrio, que era mejor para la familia mudarnos a otro país” o “Deja al arbitrio de tu hijo decidir qué carrera seguir”.

Para poder utilizar el arbitrio, deben existir opciones, al menos más de una; pues de lo contrario no habría posibilidad de ejercer esta facultad de la voluntad.

Para evitar perjuicios a terceros el arbitrio individual es limitado legalmente evitando que las decisiones antojadizas, o aún con algún fundamento, puedan resultar injustas. Entre estos casos podemos citar la potestad de realizar un testamento sobre los bienes personales, que tiene en numerosas legislaciones la restricción de reservar una parte de la herencia para los herederos forzosos, salvo que existan y se comprueben justas causas de desheredación.

También, como derivado de arbitrio, se utiliza el término arbitrario, para mencionar aquellas decisiones caprichosas, que toma alguien sin seguir ninguna lógica, o motivado por mezquinos intereses: “La decisión del Juez fue muy arbitraria, pues dejó libre al reo para no sufrir una condena mediática”.

Dentro de los tributos que abonan los contribuyentes al Estado, se denominan arbitrios municipales, o tasas, lo que deben pagar obligatoriamente y determinados por la ley, por el goce de ciertos servicios que brindan las municipalidades, como el de barrido y limpieza de las calles, la recolección de residuos domiciliarios o el mantenimiento de espacios verdes.