Concepto de desenmascarar

Desenmascarar es un verbo regular y pronominal, que significa, en forma literal, la acción de quitar una máscara, que es un artículo hecho de diversos materiales que cubre el rostro. Desenmascarar es quitar aquello que impide ver una realidad oculta para sacarla a la luz.

Lo que se puede desenmascarar son los fines ocultos que puede tener alguien, persona física o jurídica, al decir o hacer algo, o alguna ideología, que buena en apariencia, tiene un trasfondo maligno. Lo que se esconde es, generalmente, algo que tiene relación con lo moramente prohibido o lo ilícito, pues, de lo contrario, no habría necesidad de no exponerlo públicamente. Puede tratarse de conocerse la verdadera identidad de una persona, que pretende ocultarse, por ejemplo, tras un nombre falso.

El autor de la acción de desenmascarar, puede ser otra persona; o ser el mismo sujeto, a través de sus actos posteriores, lo que conduce a revelar sus reales propósitos. Se trata de simulaciones, que encubren fines dañinos o mezquinos.

Ejemplos de uso: “Se desenmascaró una red de pedofilia que operaba como una entidad con fines de ayuda a menores desvalidos”, “Desenmascaré a mi marido, al enfrentarlo con los videos que se registraron en una fiesta, donde aparece en una actitud íntima con una mujer”, “Parecía un ser noble y leal, pero pronto se desenmascaró cuando empezó a actuar de modo egoísta”, “Fue el propio asesino del nazismo quien se desenmascaró ante la prensa, contando las atrocidades que había cometido”, “En el careo de testigos, uno de ellos fue desenmascarado y fue acusado de falso testimonio” o “Se casó prometiendo ser un marido cariñoso y comprensivo, pero el tiempo lo desenmascaró y mostró su lado más oscuro”.

En Derecho, los actos simulados, que son aquellos en los que no hay coincidencia entre la manifestación de voluntad que las partes expresan y el verdadero acuerdo entre ellas, puede ser desenmascarado y oponerse su nulidad, si se han hecho en perjuicio de terceros, que pueden ser otras personas privadas, contra las que se cometió fraude, o el Tesoro público, cuando se ha intentado por medio de este acto, por ejemplo, una evasión impositiva.