Concepto de fundación

La palabra fundación alude a la acción y al efecto de fundar, verbo procedente del latín “fundare” a su vez tomado de “fundus” en el sentido de “base”, “fondo o “terreno agrícola donde se asientan las plantaciones”. Es por ello que fundar es crear o sentar las bases para que algo exista.

Ejemplos: “Se ha procedido a la fundación de una nueva escuela que será el orgullo de la comunidad por su nivel de excelencia académica”, “La fundación de la ciudad data de más de 100 años” o “la fundación de la Biblioteca fue parte de los festejos del aniversario patrio”.

En ocasiones lo que se funda no es algo material sino espiritual, como cuando se inicia una nueva ideología política, filosófica, religiosa, económica, etcétera: “Podemos mencionar a la ideas de Karl Marx en la fundación del comunismo”.

En Derecho, se conoce como fundación un tipo de persona jurídica o de existencia ideal, que se diferencia de otras por su carencia de finalidad de lucro (o sea, no tiene por objetivo la obtención de ganancias, sino uno altruista). Sus antecedentes pueden hallarse en las Fundaciones “piae causa” del antiguo Derecho Romano, que comenzaron a existir desde el cristianismo (siglo IV) tratándose de establecimientos benéficos civiles o religiosos, que no alcanzaron la real configuración de personas jurídicas independientes de su fundador y de su administrador, para atender las necesidades de enfermos, huérfanos o ancianos. Para funcionamiento se necesitaban y necesitan recursos económicos que aportan el o los fundadores, que en la antigüedad se entregaban para hacer la obra a los dignatarios eclesiásticos.

Si bien el fin perseguido no es obtener ingresos para acrecentar el patrimonio personal de sus constituyentes, pueden dedicarse a generar ganancias, si ellas se invierten en la finalidad benéfica que originó su creación.

Las fundaciones son beneficiadas con exenciones impositivas, aunque en Estados Unidos las fundaciones privadas gozan de menores beneficios que las públicas, que son las que recaudan dinero de un conjunto inespecífico de personas, en general a través de donaciones.

Como ejemplos de Fundaciones podemos mencionar a la “Fundación vida silvestre”, que nació el 29 de junio de 1977, con el fin de proteger los recursos naturales en Argentina; o la Fundación Azteca en México, que desde 1997 se ocupa de brindar ayuda comunitaria en materia de salud, educación, deportes y ambiente.