Concepto de aguacero

La palabra aguacero, se conforma con los siguientes términos, tomados del latín: “aquacea”, que, a su vez, procede de “agua”, y el sufijo de pertenencia, “ero”, en el sentido de “perteneciente al agua”. Se aplica, el vocablo aguacero, a las lluvias copiosas, también conocidas como chaparrones o chubascos, que duran en general, poco tiempo, pero son muy intensas, muchas veces, con descargas eléctricas concomitantes, y vientos fuertes; y sorprenden, porque son repentinas; ocasionando inconvenientes en el área en que se registran, que, a menudo, no son extensas. Además de las mojaduras que pueden provocar en los transeúntes, pueden, los aguaceros, producir inundaciones, especialmente si no hay drenaje en las calles, o si están tapados con basura; y, si se acompañan de vientos fuertes, pueden provocar caídas en el tendido eléctrico y cortes de otros servicios. Si los aguaceros se acompañan con granizo, se habla de granizada.

Los aguaceros se anuncian con negros nubarrones, en especial en días calurosos, y se producen por un fenómeno ascendente, por convección, en una atmósfera inestable. El calor concentrado en una zona, asciende verticalmente como aire caliente y húmedo, que, al mezclarse con el aire frío de la parte superior de la nube, provoca el aguacero. La intensidad de los aguaceros varía, pudiendo decirse, que sería de entre 30 mm y hasta 60 mm, registrados en una hora. En las zonas tropicales, son muy frecuentes.

Ejemplos de uso: “El recital se suspendió, pues era al aire libre, y, de repente, de desató un aguacero que hizo que todos salieran corriendo a buscar refugio bajo techo” o “De pronto, unas negras nubes cubrieron el cielo y un aguacero cayó en la ciudad, inundando las calles y asustando a quienes veían que el agua ingresaba a sus viviendas, pues está demorada la obra de alcantarillado público”.

En Botánica, se conoce, en Puerto Rico, como aguacero, a un arbusto, que llega a alcanzar un poco más de cuatro metros de alto, pudiendo también crecer más, convirtiéndose en un árbol, de hasta diez metros. Es oriundo del continente americano, miembro de la familia Solanaceae, cuyo nombre científico es Brunfelsia americana, y abunda en las costas rocosas. Su raíz contiene alcaloides tóxicos y tiene frutos en formato de cápsula, de color anaranjado.

En Música, “El aguacero”, es una canción del grupo de salsa, “El Gran Combo de Puerto Rico”, donde se recuerda un amor perdido, mientras cae la copiosa lluvia.