Concepto de calamar

La palabra calamar procede del latín “calamarius”, a su vez de “calamus”, que se traduce como “caña que se usa para escribir”.

Los calamares son moluscos cefalópodos. Su nombre científico es Teuthida y son abundantes en las aguas abiertas, especialmente en las mediterráneas Son simétricos y por eso su movilidad es rápida. La cabeza es muy grande en relación al cuerpo. Tienen ocho brazos provistos de ventosas, que no se regeneran si les son arrancadas, y dos tentáculos, que rodean la cabeza.

Su tamaño es variable, pudiendo medir desde sesenta centímetros hasta trece metros. Poseen dos branquias, tres corazones y una concha interna. Su sistema circulatorio se conforma de un corazón sistémico y de dos corazones branquiales.

Son muy apreciados por su carne, que debe cocinarse poco, para que no se endurezca. Es muy habitual en la cocina japonesa, en la española, en la italiana, en la china y en la peruana. Aporta proteína, vitaminas A y las del complejo B y muchos minerales, entre ellos, calcio, fósforo, magnesio, cobre, potasio, zinc, yodo y manganeso.
Su desplazamiento es vertical, descendiendo a las profundidades durante el día y subiendo en la noche, pero sin llegar a la superficie. Hay unas trescientas especies de calamares. Los calamares gigantes pertenecen al género Architeuthis y son de inmersión profunda.

Para su defensa, despiden una tinta, que se almacena sobre el recto, en una especie de bolsa la que sale al exterior a través de un tubo denominado sifón. La tinta es la que les permite ocultarse de sus atacantes, al enturbiar el agua. Además, aunque su color es marrón o dorado oscuro, tienen la aptitud de cambiar de color para camuflarse, por tener en su piel cromatóforos (células con pigmentos capaces de reflejar la luz). La tinta de calamar se emplea como condimento y contiene aminoácidos y polisacáridos.

Son animales carnívoros, capturando a sus presas, peces, crustáceos y demás invertebrados, con sus dos tentáculos, teniendo en su boca un pico muy afilado con el que pueden trozar a sus presas. Su depredador natural es el cachalote, además del ser humano. Salvo los gigantes, los calamares no son peligrosos para las personas. Se desplazan en cardúmenes. Viven poco, en general un año y hasta cinco años, pereciendo luego de desovar.

Si bien los pulpos también son cefalópodos, tienen ocho tentáculos, su cuerpo es ovalado, y no tienen ni aletas ni concha interna. Los pulpos en vez de los mares abiertos, muestran predilección por las cuevas marinas.
En Geografía, Calamar, es el nombre de un municipio, ubicado en el departamento de Bolívar (Colombia). Su superficie es de 246 km² y su población de unos 24.000 habitantes, que se dedican a la agricultura, a la ganadería y al comercio.

En Colombia también hay un municipio llamado Calamar y en el planeta Marte, hay un cráter de impacto, cuyo nombre, Calamar, le fue asignado en 1988, en referencia a ese municipio colombiano.

Buscar otro concepto