Concepto de ambiente

Etimología

La etimología de ambiente nos remonta al latín "ambientis", participio del verbo "ambire" que significa "rodear".

¿A qué se denomina ambiente?

Denomínase ambiente al fluido que envuelve a los cuerpos. Por ejemplo: el ambiente está húmedo, refiriéndose a la cantidad de agua presente en la atmósfera. Por extensión también se llaman así a las circunstancias que rodean a objetos animados o inanimados. Por ejemplo: es bueno para el niño que crezca en un ambiente de armonía y comprensión.

Con la denominación de ambiente también podemos significar, a determinados conjuntos de personas caracterizadas por pertenecer a un grupo social específico: ambiente profesional, ambiente artístico, intelectual, etcétera. Por ejemplo: "La persona que conocí en la fiesta pertenece al ambiente artístico" o "Pertenezco al ambiente científico pero frecuento personas del ambiente literario".

En Medicina, el ambiente es el conjunto de los factores externos capaces de aumentar las posibilidades de contraer enfermedades. El ambiente como agente causal de enfermedades ya había sido expuesto por Hipócrates, padre de la medicina que vivió en Atenas cinco siglos antes de la era cristiana. Ejemplos: "El ambiente está muy contaminado en esta zona, y la gente es propensa por ello a desarrollar enfermedades pulmonares".

El conjunto de los elementos no vivos o abióticos como el aire, el agua, o el suelo, y los bióticos o vivos, que hacen posible la vida en el planeta se llama medio ambiente. El ambiente donde el hombre desarrolla su existencia puede ser urbano o rural, este último mucho más contaminado por la presencia de fábricas y de tránsito automotor.

En una vivienda, se denominan ambientes a cada uno de los cuartos destinados a dormitorios. Cuando hay una sola habitación que sirve de living comedor y cuarto de dormir, se denomina monoambiente. Si tiene un cuarto separado destinado a dormitorio se dice que es una vivienda de un ambiente, si tiene dos, dos ambientes, etcétera.

Un ambiente es propicio cuando sirve a la consecución de un fin, no siempre deseado, por ejemplo: "Este ambiente lleno de suciedad, es propicio para contraer enfermedades" o "En este ambiente familiar amoroso, el niño crecerá óptimamente".

La relación entre las sociedades y el ambiente es dinámica, o sea, se modifica con el tiempo, pues también varían las necesidades humanas. Éstas crecieron tanto que originaron problemas ambientales por la sobreexplotación de los recursos. También el ambiente donde los seres vivos desarrollan su existencia puede verse afectado por causas naturales, como avalanchas de nieve, rayos, inundaciones, terremotos o erupciones volcánicas.