Concepto de cansino

La palabra cansino está formada por el verbo cansar, que procede de dos vocablos latinos: “quassare” que puede traducirse como “agitar” y “campsare” en el sentido de “volver”, más el sufijo de pertenencia “ino”.
Cansino es un adjetivo que se aplica a alguien que da muestras de estar cansado, fatigado o débil.

Ejemplos: “El andar cansino del anciano denota que poco a poco su salud se va deteriorando”, “Mi perro aun es joven pero su marcha es cansina porque es sumamente perezoso” “No hables con ese tono cansino en la conferencia, pues aburrirás a toda la audiencia”, “El caballo cansino sirve poco a su dueño, pero él igual lo quiere y lo cuida, pues a pesar de su lentitud y falta de energía es pura ternura” o “Mi maestro tiene un aspecto cansino, tal vez esté angustiado o trabaja demasiado, pues está pálido, ojeroso, y habla lento y sin energía”.

Cansino, además, es un apellido español de gran importancia militar, ya que muchos llamados así, participaron en la reconquista de Andalucía. Es originario de las montañas de León. El 81 % de quienes tienen ese apellido son hispanos. Son ejemplos de personas con dicho apellido, el poeta y novelista español, Rafael Cansinos Assens (1882-1964). Entre sus obras se destacan “Novela de un literato” y “Diarios de la Guerra Civil en Madrid”; y el escritor Eliacer Cansino, profesor de Filosofía, nacido en Sevilla en el año 1954. Ganó el premio Anaya, de Literatura Infantil y Juvenil, por su obra “Una habitación en Babel” en el año 2009; y en 2010, el Premio Nacional de Literatura, por el mismo trabajo.

En Andalucía (España) también se usa el vocablo para designar a alguien que es molesto, repètitivo y causa desagrado.