Concepto de caroteno

La palabra caroteno, llegó al español desde el inglés “carotene” que a su vez lo tomó del latín “carōta”, que se usaba para designar a la zanahoria, raíz comestible de la planta, donde fue hallado este compuesto químico, de la familia de los terpenos, que le otorga su característico color anaranjado, siendo en otros casos de otra tonalidad, como el rojo en el tomate o algunos pimientos, o el amarillo en la yema de huevo. También lo contienen, entre otros muchos productos, la mantequilla, el centeno, el trigo, la alfalfa y el aceite de palma.

Los diferentes carotenos, pigmentos fotosintéticos que existen diferenciados por su estructura química, se identifican colocando al principio una letra griega. El alfa-caroteno (α-caroteno) con un retinilo único, está presente por ejemplo en la zanahoria, la batata, la calabaza y en algunas verduras de color verde oscuro, como la espinaca o el brócoli. La forma más común en las plantas es el beta-caroteno, presente en zanahorias, patatas, coles, calabazas y patatas, pero cuánto más naranja sea el color, mayor beta-caroteno poseen. El beta-caroteno es el más importante por su gran eficacia el convertirse en vitamina A (retinol) al ser ingerido, por tener dos grupos retinilo, descomponerse en la mucosa del intestino delgado, siendo almacenado en el hígado y en la grasa corporal. Si se ingiere con grasas, su absorción aumenta aún más, pues son solubles en grasa. No son solubles en agua.
El caroteno, es un poderoso antioxidante, favorece las funciones cerebrales, la visión, la piel, el metabolismo y el sistema cardiovascular. El gamma-caroteno (γ-caroteno) tiene, al igual que el alfa-caroteno, un solo retinilo, por lo que son menos eficaces como provitamina A.

El requerimiento diario de carotenos es de entre 9000 y 12000 microgramos, absorbiéndose en general la mitad. Si se consume demasiado, aparece en la piel una coloración amarillenta, conocida como carotenemia. Los suplementos de carotenos no son aconsejables, pues podrían tener efectos adversos.

Los carotenos no contienen oxígeno y son compuestos químicos integrados por carbono e hidrógeno, siendo su fórmula C40Hx. Son por ende, hidrocarburos poliinsaturados que poseen por molécula, 40 átomos de carbono, su número de átomos de hidrógeno es variable y no cuentan con otro elemento. Los carotenos integran el grupo de los carotenoides, junto con las xantofilas, como la luteína, pero éstas sí contienen oxígeno en sus anillos terminales.

También se usan los carotenos como colorantes alimentarios, siendo un aditivo permitido, empleado, frecuentemente, en postres, mantequillas, jugos, pastelería, etcétera.

Buscar otro concepto