Concepto de cristalino

Del griego “krystállinos”, el vocablo pasó al latín como “crystallĭnus”, y llegó al español como cristalino, para referirse a aquello que se relaciona con los cristales, sólidos delimitados por caras planas, duros y maleables, de vértices agudos y rectas aristas. En las estructuras cristalinas, que son puras y homogéneas, existe un orden de sus átomos, de sus moléculas o de sus iones, y se siguen ciertos patrones de repetición; un ejemplo es el hielo.

Cristalino, es, por extensión, un adjetivo que puede aplicarse a las cosas que resultan transparentes y limpias, como en el siguiente ejemplo: “Da gusto bañarse en las cristalinas aguas de este río, ya no quedan muchos así por obra de la contaminación”.

Pero también puede decirse que es cristalina una idea o sentimiento, una risa o un timbre de voz, cuando son claros y sinceros. Ejemplos: “Su risa cristalina inundó el ambiente de alegría”, “Tu amor es cristalino, ya que jamás me has ocultado nada” o “Su voz cristalina resulta placentera de ser oída”. Las personas cristalinas son aquellas que no poseen segundas intenciones, que se muestran tal cual son, y sin esconder nada.

En otro sentido, y anatómicamente, el cristalino es una lente biconvexa (con una cara posterior más curvada que la anterior). La distancia entre las caras es el espesor del cristalino. La zona más interna se llama núcleo y la externa, corteza, recubierta por un tejido o epitelio con capacidad de regeneración.
Es una zona no irrigada, cuyo tamaño aumenta a medida que pasan los años, que se halla atrás de la pupila, detrás del humor acuoso y delante del cuerpo vítreo. Se trata de un medio transparente y elástico, de gran nivel proteico, que tiene la capacidad de deformarse gracias al músculo ciliar, pero volver a su forma primitiva de modo rápido.

El cristalino tiene la función de acomodación involuntaria o espontánea del ojo, para que pueda enfocar los objetos lejanos, aplanándose; y abombándose para ver los cercanos. Si no funciona bien, la persona sufrirá miopía, si presenta mucha curvatura, y entonces la imagen es formada antes de la retina; o será hipermétrope, en caso contrario, por lo que deberán usarse lentes correctores o recurrirse a una intervención con láser. A partir de los 40 años, las personas sufren de presbicia, problema de la retina en su acomodación que le impide ver objetos cercanos, salvo que sean miopes.