?>

Concepto de infusión

La palabra infusión procede etimológicamente del latín “infusio” formada por el prefijo de interioridad “in” y por “fundere”, en el sentido de fundir o derretir.

Como bebida, abarca varias de ellas, como el té, el tilo, la manzanilla, el café y el mate. Para obtener la infusión debe colocarse agua caliente, de preferencia no hervida, sobre hierbas, en general, aromáticas, para que se extraigan de ellas las partes solubles en agua. Las partes que se usan de las plantas son sus hojas, sus flores, sus semillas, su corteza, sus raíces o sus frutos, según el tipo de infusión de que se trate.

Muchas infusiones tienen usos medicinales, ya sea que se beban, o se inyecten en el organismo. En estas últimas la medicina se disuelve en suero.

Entre las infusiones bebibles que se usan para aliviar molestias y dolores, podemos mencionar la de tilo con efecto sedante; la de manzanilla o el de cedrón con propiedades digestivas o el té verde con efectos destructores de los radicales libres, y por lo tanto con efectos antioxidantes, y además, adelgazantes.

El té es una de las infusiones más conocidas, tanto, que erróneamente se usan té e infusión como sinónimos, siendo en realidad, la primera, la especie, y la segunda el género, ya que hay otras infusiones además del té.

El té es un arbusto que científicamente se denomina Camellia sinensis, cultivado principalmente en Asia, aunque también en Australia y Argentina, y la infusión se logra dejando reposar el agua caliente sobre sus hojas secas y molidas, o sus brotes. Tiene propiedades astringentes pues contiene polifenoles, y es antiinflamatorio, pues posee catequinos. Existen muchas variedades. Uno de los predilectos entre los asiáticos, es el té verde, sin oxidación, a diferencia del negro, con oxidación íntegra.

El café es también una infusión muy conocida, originaria de Etiopía, y extremadamente valorada por quienes quieren mantenerse despiertos, por tener cafeína. Se obtiene de la planta de cafeto, cuyos granos obtenidos de los frutos se tuestan y muelen. Puede tomarse solo disuelto en agua, o con leche.