Concepto de relieve

Etimología

Es en el vocablo latino "relevare" donde hallamos el origen del sustantivo relieve, inytegrado por el prefijo de intensidad "re", y por "levare", verbo que puede traducirse como "elevar" o "levantar", siendo su significado el de una figura que se levanta o eleva sobre un plano.

Relieve geográfico

Se denomina relieve, en Geografía, al conjunto de irregularidades que presenta la superficie terrestre. Los relieves van cambiando, aunque estos cambios solo se ven en un cierto lapso de tiempo, pues son muy lentos, salvo cuando se producen terremotos o erupciones volcánicas. El cerro Aconcagua en la provincia de Mendoza (Argentina) es la montaña más alta del continente americano, que medía 6.959 metros sin embargo ya ha crecido tres metros y continúa en ascenso.

Las distintas formas de relieve son; las llanuras o planicies con una altura entre 0 y 200 m. sobre el nivel del mar. Son, como lo indica su nombre, relieves planos o de muy poca elevación, y es donde generalmente se ubican las ciudades y las zonas cultivables.

Entre 200 y 700 metros de altura el relieve es de mesetas. Las de mayor altura se denominan altiplanos. Por encima de los 700 metros, hallamos a las montañas, que cuando se ubican en conjuntos, se denominan cordilleras. Las de poca altura se llaman sierras.

Las depresiones limitadas por relieves más altos, se llaman valles.

Las distintas formas de relieve se originan por factores endógenos o internos, que provienen del interior de la tierra, como los movimientos orogénicos que dan lugar a las montañas por el choque de dos placas tectónicas, o por movimientos epirogénicos lentos de ascenso y descenso de las placas, o rápidos como sismos y volcanes.

Influyen también en el relieve los factores externos o exógenos, que desgastan erosionando los relieves existentes, por eso las montañas más antiguas son más bajas (sierras). Son el agua, la temperatura y el viento.

El relieve en el arte

En escultura se llama relieve a la técnica donde el tallado se resalta de una base plana, y le otrga profundidad física y óptica. La escultura que resalta más de la mitad de la figura del plano de base, se denomina alto relieve, y cuando resalta muy poco del plano de base se llama bajo relieve. Las esculturas en relieve son frecuentes, en las fachadas de edificaciones importantes de la antigüedad, como el de los muros de los antiguos templos egipcios, o los que detentaban las columnas del emperador romano Trajano.

También puede usarse el relieve en las pinturas, que se logra abultando los materiales que se usan para pintar.