Concepto de ufano

La palabra ufano, es un adjetivo, cuya etimología no es precisa, aunque tal vez proceda de la lengua gótica, y señala un exceso.

Puede usarse para calificar a aquella persona que es presumida u orgullosa, ya sea, en general, de todo lo que tiene; o de ciertos aspectos de su personalidad, logros o posesiones, siendo lo opuesto a humilde. Sentirse ufano de nuestros logros, es positivo, ya que nos da confianza y eleva nuestra autoestima; pero se torna negativo, cuando eso nos hace sentir superiores a otros. Por ejemplo: “Mi primo se ufana todo el tiempo de ser una persona virtuosa, inteligente, hábil, rica y poderosa; pero su actitud arrogante, lo torna antipático”, o “Se ufana de ser bonita, pero eso le resta simpatía y gracia”.

Puede tratarse de ciertos gestos y actitudes: “Camina ufana por la calle, con la cabeza en alto y la sonrisa displicente”, “Con porte ufano, se presentó en la reunión luciendo un costoso vestido” o “Fue muy ufano de tu parte, reírte de mí por mi error, como si tú jamás te equivocaras”.

También se aplica a mostrarnos alegres y satisfechos, como parte de nuestra personalidad o en determinados momentos, lo que nos hace lucir desembarazados, relajados y resueltos: “Muy ufano entregó su examen, pero el resultado no fue el que había esperado”, “Su ufana personalidad, lo hace tener muchos amigos pues a pesar de las adversidades, se muestra contento” o “Estoy ufano por haber conseguido este codiciado puesto de trabajo, y eso me da mucha energía para seguir adelante con el resto de mis proyectos”.

En literatura, suele usarse como recurso literario de personificación: “El sol brillaba, ufano, desparramando su luz si mezquindades sobre nosotros” o “El pajarillo cantaba ufano, sobre la rama del árbol, alegrando la cálida mañana”. a modo de ejemplo, de uso en este sentido, podemos mencionar al poema del poeta español Luis Carrillo y Sotomayor (1585-1610) que se titula “Usurpa ufano ya el tirano viento”.

En las plantas, se dice que son ufanas, cuando se muestran vigorosas, frondosas, floridas o fructíferas, según el caso. Ejemplo: "me gustaría que esta planta esté más ufana, la veo cada día más mustia, y la cuido según me indicaron".