Concepto de viejo

Si buscamos el origen etimológico del adjetivo viejo, lo hallamos en “veclus” término que procede del latín vulgar, siendo “vetulus” el que se usaba en el latín clásico.

La calificación de viejo se otorga por comparación, a aquello que es opuesto a lo nuevo y reciente. Lo que es hoy es nuevo, en el futuro dejará de serlo, cuando el paso del tiempo obre sobre él. Por eso es un concepto relativo, ya que objetivamente un hombre de 40 años no es viejo, pero puede serlo para un niño; o un zapato de tres meses de uso no parece ser viejo, pero lo es si lo comparamos con unos sin usar.

Se aplica a numerosos objetos materiales e inmateriales, y a sujetos. En el caso de las cosas materiales podemos decir por ejemplo: “Este vestido ya es viejo, lo he usado en varias temporadas” o “Mi casa está vieja, la construyeron mis abuelos”. Ejemplos de vejez aplicada a inmaterialidades: “Empieza un nuevo año, y despedimos con emoción al viejo año que termina”, “Ese chiste es viejo, ya lo escuché muchas veces” o “Mis viejos sueños que acaricié en mi juventud, ya no son más que un recuerdo, ya que sé que no podré cumplirlos”.

Lo viejo muchas veces es asociado a lo que está muy usado, desgastado y deteriorado: “Este libro está muy viejo, no luce en la Biblioteca con su lomo rasgado” o “Debo renovar la vieja pintura de mi casa ya que se muestra manchada y descolorida”. Sin embargo, en ocasiones, lo viejo puede ser muy apreciado, ya que guarda historias y aportes culturales: “Guarda este viejo cuadro, quien lo pintó fue un artista de talento muy apreciado en su época y dejó pocos testimonios de su obra, así que tiene mucho valor económico y espiritual” o “El museo atesora viejas reliquias de distintos pueblos”.

En los animales y personas, la vejez es la última etapa de sus vidas, la que precede a la muerte, de duración variable, y que comienza en las personas alrededor de los 70 años. En general es una época más pasiva, que coincide en muchos con la llegada de los nietos y la jubilación. El envejecimiento poblacional es un problema actual ya que sobre todo en los países desarrollados la gente vive más tiempo, y la sociedad no está muy preparada para satisfacer sus demandas y asegurarles una buena calidad de vida.